Internacional - Economía

La inversión directa de China en Estados Unidos cae a su nivel más bajo desde 2009

2020-05-11

En contraste, la inversión estadounidense en el país asiático aumentó...


Sputnik | En 2019 la inversión directa de China en EU cayó a su nivel más bajo desde la gran recesión del 2009. Esta reducción ya se había producido antes de que la pandemia afectase a gran parte del comercio mundial, y reflejó las tensiones entre las dos economías más grandes del mundo.

La inversión directa china bajó de 5,400 millones de dólares en 2018 a 5,000 millones en 2019. Este es el nivel más bajo en más de una década, subraya el informe publicado por el Comité Nacional de Relaciones entre EU y China y la consultora Rhodium Group.

La inversión directa de un país a otro suele incluir las fusiones de sus empresas, las adquisiciones y las inversiones en oficinas y fábricas, pero excluye la compra de acciones y bonos. Después de que la pandemia golpease la economía mundial, China prácticamente dejó de invertir sus recursos en EU. Estos apenas alcanzaron los 200 millones de dólares entre enero y marzo del 2020. 

En contraste, la inversión estadounidense en el país asiático aumentó al pasar de 13,000 millones de dólares en 2018 a 14,000 millones en 2019. Ese incremento se produjo en gran medida debido a los proyectos que habían sido anunciados previamente, incluida la apertura de una fábrica de Tesla en Shanghái. Sin embargo, la inversión recíproca entre EU y China se desplomó a un mínimo no registrado en los últimos siete años, destacan los autores del informe.  

Los reguladores de EU preocupados de que China obtenga acceso a su tecnología sensible pasaron a analizar la inversión china más minuciosamente, según la ley aprobada ya en 2018.

Ambas naciones también polemizaron tras las acusaciones de EU. El país acusó a China de utilizar supuestas tácticas abusivas, de obligar a las compañías extranjeras a facilitar secretos comerciales y de promover el robo cibernético para intentar superar el dominio tecnológico del país norteamericano. Como resultado, el presidente Donald Trump castigó al Estado asiático imponiendo aranceles a sus exportaciones por valor de unos 360,000 millones de dólares. Lo hizo a pesar de que Pekín había rechazado en repetidas ocasiones las acusaciones de Washington en su contra. 

En enero de 2020 China y EU llegaron a un acuerdo comercial interno con el que buscaban reducir la tensión. Pero el pacto saltó rápidamente por los aires por la expansión del coronavirus.
 



regina