Consultorio Médico

Lo que hay que saber sobre la hidroxicloroquina

2020-05-19

Informes de médicos en China y Francia han dicho que la hidroxicloroquina, a veces combinada...

Por Denise Grady, Katie Thomas, Patrick J. Lyons y Neil Vigdor, The New York Times

Estos son los datos sobre el medicamento que Donald Trump ha promovido para luchar contra la COVID-19, a pesar de las advertencias de la Administración de Alimentos y Medicamentos de que puede causar problemas cardíacos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reveló el lunes 18 de mayo que está tomando un medicamento contra la malaria como medida preventiva contra el coronavirus, el mismo medicamento que ha promovido durante dos meses con poca evidencia de su eficacia y a pesar de varias advertencias sobre efectos secundarios peligrosos.

El medicamento, hidroxicloroquina, ha sido invocado por Trump repetidas veces desde marzo durante las sesiones informativas en la Casa Blanca sobre la pandemia del coronavirus, a pesar de las reservas de médicos y científicos, incluidos algunos que aconsejan al presidente. Él ha llamado al medicamento, que ha sido promovido por algunos analistas conservadores, un “punto de inflexión”.

Trump dijo que comenzó a tomar una píldora una vez al día hace una semana y media. No quedó claro de inmediato si Trump comenzó el régimen en respuesta a que dos miembros del personal de la Casa Blanca —uno de los ayudantes personales del presidente y Katie Miller, la portavoz del vicepresidente Mike Pence— dieron positivo por el virus.

Y la semana pasada, el jefe de una agencia federal que había estado involucrado en desarrollar una vacuna contra el coronavirus testificó ante el Congreso de Estados Unidos. que había sido destituido del cargo porque había presionado por un escrutinio riguroso de la hidroxicloroquina. El funcionario, Rick Bright, quien encabezó la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado, también dijo que fue presionado para dirigir dinero hacia la hidroxicloroquina.

Esto es lo que sabemos sobre la droga:

¿Qué es la hidroxicloroquina?

La hidroxicloroquina es un medicamento que se vende con receta médica y se aprobó hace décadas para tratar la malaria. También se usa para tratar enfermedades autoinmunes como artritis reumatoide y lupus. A veces se le conoce por su nombre comercial, Plaquenil, y está estrechamente relacionada con la cloroquina, que también se usa para tratar la malaria.

¿Por qué la hidroxicloroquina ha sido considerada un posible tratamiento para el coronavirus?

Hay varias razones. Un prometedor estudio de laboratorio, con células cultivadas, encontró que la cloroquina podría impedir que el coronavirus invadiera las células, lo que debe hacer para replicarse y causar la enfermedad. Sin embargo, los medicamentos que vencen virus en tubos de ensayo o placas de Petri no siempre funcionan en el cuerpo humano, y los estudios de hidroxicloroquina han descubierto que no pudo prevenir o tratar la influenza y otras enfermedades virales.

Informes de médicos en China y Francia han dicho que la hidroxicloroquina, a veces combinada con el antibiótico azitromicina, parece ayudar a los pacientes. Pero esos estudios fueron pequeños y no usaron grupos de control adecuados: pacientes cuidadosamente seleccionados para que coincidan con aquellos en el grupo experimental pero a quienes no se le da el medicamento que se está probando. Y, desde entonces, el estudio francés ha sido desacreditado: el grupo científico que supervisa la revista donde fue publicado dijo que no cumplió con sus estándares.

Un estudio de China sí incluyó un grupo de control y sugirió que la hidroxicloroquina podría ayudar a los pacientes con casos leves de la COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus. Pero ese estudio tuvo limitaciones: también fue pequeño, con un total de 62 pacientes, y se les dieron varias otras drogas además de la hidroxicloroquina. Los médicos que evaluaban los resultados sabían qué pacientes estaban siendo tratados, y esa información podría haber influido en su juicio. Incluso si los hallazgos se mantienen, se aplicarán solo a las personas que están levemente enfermas. Y los propios investigadores dijeron que se necesitaban más estudios.

Otra razón por la que el medicamento ha sido considerado para pacientes de coronavirus es que puede controlar el sistema inmunitario hiperactivo, por lo que se usa para tratar el lupus y la artritis reumatoide. En algunos casos graves de la COVID-19, el sistema inmunitario parece funcionar a toda máquina y causar inflamación que puede dañar los pulmones y otros órganos. Los médicos esperan que la hidroxicloroquina pueda calmar la afección —llamada a veces “tormenta de citoquinas”—, pero hasta ahora no hay prueba de que tenga ese efecto.
 



regina
Utilidades Para Usted de El Periódico de México