Salud

Gobierno británico decidió parar tests masivos y seguimientos en marzo

2020-05-22

“En ese punto, fue una decisión muy significativa del gobierno, tomada por el...

 

LONDRES, 22 mayo (Reuters) - Reino Unido decidió frenar los tests masivos y el seguimiento a los contactos de los infectados de COVID-19 o de los casos sospechosos en marzo, ya que el aumento de contagios en aquel momento habría superado la capacidad del sistema, dijeron asesores del gobierno el viernes.

El primer ministro, Boris Johnson, ha sido criticado por reducir los tests y los seguimientos en marzo, para después acelerar el sistema en las últimas semanas con el objetivo de aliviar el cierre impuesto para combatir la pandemia de coronavirus, que está afectando duramente a la economía.

El gobierno ha dicho repetidas veces que ha estado guiado en su lucha contra el coronavirus por el consejo científico y médico y el viernes, John Newton, coordinador de tests del país, afirmó que los ministros son los que decidieron en última instancia sobre si seguir con la trazabilidad de los contactos.

Newton dijo que el grupo científico asesor del gobierno estableció en febrero que un alza en la tasa de transmisión del virus en la comunidad significaba que no merecía la pena seguir adelante con la trazabilidad de los contactos masivos.

“Esa decisión se puso en marcha (...) cuando quedó claro en marzo que estaba ocurriendo la transmisión en comunidad. Por supuesto que fue una decisión de gobierno, informada por todos sus asesores, no solo la Salud Pública de Inglaterra”, afirmó al comité de ciencia y tecnología del Parlamento.

Según indicó, los modelos mostraron en marzo que en Reino Unido habría en poco tiempo hasta un millón de casos, una cifra que complicaría incluso a los países con grandes capacidades de hacer tests y seguimientos de casos.

“En ese punto, fue una decisión muy significativa del gobierno, tomada por el gobierno, de apostar por el cierre como la respuesta más apropiada a la epidemiología en Reino Unido en ese momento”, comentó.

En relación a otras medidas en las que Reino Unido está adoptando un consejo diferente a otros países, Yvonne Doyle, directora médica de la Salud Pública de Inglaterra, dijo al comité que la recomendación a la gente de que mantenga una distancia de dos metros seguirá bajo revisión.



regina