Automotriz

Subida de dólar en mercados paralelos da respiro a concesionarios de autos de Argentina

2020-05-27

Esto gracias a un mecanismo que funciona así: el precio de lista de un Ford KA, por ejemplo,...

Por Eliana Raszewski

BUENOS AIRES (Reuters) - Los concesionarios de autos de Argentina, donde los vehículos se suelen vender a precios muy elevados debido a los altos impuestos, están viendo un impulso en sus ventas gracias al crecimiento de la diferencia entre el tipo de cambio oficial y el de los mercados paralelos.

Esto gracias a un mecanismo que funciona así: el precio de lista de un Ford KA, por ejemplo, es 822.870 pesos, o alrededor de 12,100 dólares usando el tipo de cambio oficial de 68 pesos por dólar.

Sin embargo, a través de canales alternativos, los compradores con los codiciados dólares pueden obtener alrededor de 110 pesos por dólar -dependiendo de los vaivenes del mercado-, con lo que el precio del auto se acerca, en el equivalente en pesos, a los 7,000 dólares.

Esto otorga cierto respiro a los concesionarios al hacer más accesibles los automóviles, cuando la industria se encuentra casi estancada producto de la recesión económica y de la pandemia del coronavirus, que impulso al Gobierno a decretar un aislamiento obligatorio desde mediados de marzo.

“A la gente hoy le interesa el precio de los autos porque tienen el precio real. Por eso, el mercado es sabio”, dijo Willie Dietrich, director de la Concesionaria Grupo Dietrich, en Buenos Aires, que vende las marcas Ford y Volskwagen.

Los altos impuestos, que parten en un 55% y puede llevar una carga adicional si son considerados autos de alta gama, dejaban a los vehículos a menudo fuera del alcance de los consumidores locales, pero recientemente ha habido un incremento en el interés comprador, a pesar de la pandemia.

Dietrich dijo que durante la cuarentena continuó atendiendo al público a través de sus redes, lo que le permitió hacer tasaciones de autos usados que son entregados como forma de pago para la compra de cero kilómetros.

“La gente que consulta por redes es muchísima. Y en los dos días que abrimos entraron para consultar de 7 a 8 personas en cada sucursal. En un momento de incertidumbre económica y de pandemia, eso es mucho”, explicó el empresario.



Jamileth