Nacional - Seguridad y Justicia

Adolescente baleado por policía en México era estadounidense

2020-06-11

La fiscalía de Oaxaca explicó en un comunicado que el incidente ocurrió en un...

Por MARÍA VERZA

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El adolescente de 16 años que fue baleado en la cabeza por la policía en un pueblo de Oaxaca, en el este de México, tenía nacionalidad estadounidense e iba en compañía de otros jóvenes que, aparentemente, fueron confundidos con delincuentes.

La fiscalía de Oaxaca explicó en un comunicado emitido el miércoles por la noche que el incidente ocurrió en un camino de Acatlán de Pérez Figueroa cuando el grupo de nueve adolescentes fue agredido con una escopeta. Añadió que está en contacto con el consulado estadounidense.

El ayuntamiento de la localidad ya había confirmado que la persona involucrada en los disparos fue un policía que está detenido y bajo investigación.

La fiscalía no detalló cuáles pudieron ser los motivos del ataque pero un miembro de la policía local, que sólo quiso identificarse como el comandante, dijo a The Associated Press vía telefónica que la agresión se debió a que los jóvenes, que iban en motocicletas, no se detuvieron en un puesto de control.

En un breve mensaje en su cuenta de Facebook el municipio sólo comentó el miércoles que el agente no actuó “de mala fe”.

Pero estas explicaciones no convencen a la la familia del joven fallecido, Alexander Martínez, quien portaba una licencia de Carolina del Norte y era aficionado al fútbol.

“Yo quiero a mi hijo y aquí está, muerto, con un tiro en la cabeza... y todavía se encargaron de ponerle una pistola en la mano”, denunció Virginia Gómez, madre del joven, frente a las cámaras de Imagen Televisión. “Quiero justicia”.

En otro video divulgado por las redes sociales, Gómez explicó a los gritos que su hijo y sus amigos iban a comprar refrescos y arremetió contra la policía que, según indicó, ni siquiera le dio los primeros auxilios. “Saben quiénes son los malos, ¿por qué se meten con los niños?”, le preguntó en la calle a sus vecinos mostrando a dos de los adolescentes que iban con Martínez.

Acatlán de Pérez Figueroa es una zona difícil según las autoridades de Oaxaca, que la consideran un municipio con altos índices de delitos comunes y actividad del crimen organizado.

En esa región, donde operan distintos grupos criminales -entre ellos el Cártel Jalisco Nueva Generación- ha habido distintos operativos de la Guardia Nacional, el ejército y las fuerzas estatales para intentar combatir a la delincuencia.

El suceso tiene lugar cuando cuando crece la indignación mundial ante la violencia policial tras la muerte de George Floyd en Estados Unidos, que desencadenó múltiples manifestaciones contra el racismo y el uso excesivo de la fuerza a manos del personal de seguridad.

En el occidente de México, en el estado de Jalisco, sigue en investigación la muerte de Giovanni López, supuestamente asesinado a golpes por la policía después de ser arrestado en mayo aparentemente por no llevar cubrebocas.

México tiene un largo historial del violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad y en varias ocasiones el argumento esgrimido por los agentes ha sido que confundieron a las víctimas con delincuentes.



Jamileth