Internacional - Política

Clinton cimenta trayectoria como abanderada de las mujeres

2020-08-19

La detestan muchos republicanos y la miran de reojo algunos progresistas que se muestran cada vez...

Por SARA BURNETT

CHICAGO (AP) — Después de más de cuatro décadas de actuación pública, Hillary Clinton regresa a la Convención Nacional Demócrata a cimentar su trayectoria como campeona de la participación de las mujeres en política.

Clinton —quien perdió la presidencia ante Donald Trump en 2016 a pesar de aventajarlo por casi 3 millones de votos en el llamado “sufragio popular”, o sea, la cifra absoluta de sufragios nacionales recibidos por cada candidato y que es diferente de la mayoría absoluta de los “votos electorales”, que define al ganador— es una figura compleja en la cultura política estadounidense. La detestan muchos republicanos y la miran de reojo algunos progresistas que se muestran cada vez más agresivos al forjar el Partido Demócrata moderno.

Sin embargo, cuatro años después de pasar a la historia como la primera candidata presidencial de uno de los partidos tradicionales, Clinton se referirá a otro aspecto perdurable de su legado: los millones de mujeres que, inspiradas por su campaña en 2016, marcharon, se postularon y se han convertido en una potencia para enfrentar a Trump. En la misma jornada, por la noche, Kamala Harris, senadora por California, será la primera mujer negra designada como compañera de boleta de un partido tradicional, un día después del centenario del sufragio femenino.

Será un mensaje a las mujeres de todo el país para las cuales 2016 fue un punto de inflexión: hay que seguir en la lucha, dijo Cecile Richards, cofundadora del grupo Supermajority, creado en 2019 para formar y movilizar activistas femeninas.

“El hecho de que no se ha rendido, creo, ha alentado a muchas mujeres a no rendirse”, dijo Richards, expresidenta de Planned Parenthood, una ONG que brinda servicios de salud reproductiva. “Creo que cumple un papel importante al decir, ‘se levanta por las mañanas para hacer este trabajo y nosotras también podemos’. Me parece un mensaje importante, de que una tiene que sacudirse el polvo y seguir adelante”.

Después de la elección de Trump, millones de mujeres participaron en marchas y cifras récord de mujeres se presentaron como candidatas, ganaron y ayudaron a los demócratas a recuperar la mayoría en la Cámara de Representantes. Una cifra récord de mujeres —Harris entre ellas— buscaron la candidatura presidencial demócrata. Adicionalmente, el número de candidatas a las dos cámaras este año, que incluye a gran cantidad de mujeres de color, también es un récord, de acuerdo con el Center for American Women and Politics (Centro sobre Mujeres Estadounidenses en Política) de la Universidad de Rutgers.

“Desde 2016 hemos visto oleadas de mujeres que dan el paso al frente” en todos los niveles de gobierno, dijo Adrianne Shropshire, presidenta de BlackPAC, una organización nacional que busca movilizar a los votantes negros. “Hay un ‘antes de Hillary’ y ‘después de Hillary’, cuando las cosas son muy, muy distintas”.

Clinton hablará por sexta vez ante una convención nacional demócrata. La primera fue en 1996, cuando su esposo el presidente Bill Clinton iba por la reelección y se la criticaba por tener demasiada influencia en el gobierno.

En el 2000 habló como candidata a senadora y en 2004, como senadora, presentó a su esposo. En 2008 respaldó a Barack Obama, que le había ganado en la disputa de la candidatura y luego la nombró secretaria de Estado. En 2016, como candidata, dijo a los delegados, “acabamos de abrir la grieta más grande en el techo de vidrio”.

Karen Finney, su exsecretaria de prensa y asesora de campaña, prevé que hablará sobre la importancia de este momento para las mujeres y sobre el tema de la injusticia racial. También espera que dé a conocer su punto de vista sobre una campaña tan ardua.

“Sin duda sabe mejor que muchos qué significa contender contra Donald Trump”, dijo.



Jamileth