Internacional - Economía

Acuerdo comercial Estados Unidos-China "goza de buena salud" tras revisión de planes de compra

2020-08-25

El Ministerio de Comercio de China confirmó que los dos países mantienen un...

Por Eric Beech y Roxanne Liu | Reuters

WASHINGTON/PEKÍN, 25 ago (Reuters) - Altos funcionarios de Estados Unidos y China reafirmaron su compromiso con el acuerdo comercial de Fase Uno y discutieron cómo aumentar las atrasadas compras chinas de productos estadounidenses, situación que dio respaldo a los mercados financieros el martes.

El compromiso se hizo en una llamada telefónica entre el representante de Comercio estadounidense, Robert Lighthizer, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el viceprimer ministro chino, Liu He.

Se trata de su primer diálogo formal desde principios de mayo y se produjo en medio de preocupaciones de que el acuerdo podría estar en un terreno inestable por el empeoramiento de las relaciones entre Washington y Pekín.

“Ambas partes ven progresos y están comprometidas a tomar las medidas necesarias para asegurar el éxito del acuerdo”, dijo la oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos en un comunicado, después de lo que describió como una llamada programada regular.

La llamada estaba prevista originalmente para el 15 de agosto, seis meses después del lanzamiento del acuerdo, pero fue aplazada por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien dijo a la prensa que sigue enfadado con Pekín por su gestión de la pandemia del coronavirus.

Ante la celebración esta semana de la Convención Nacional Republicana, los asesores de Trump han intentado dar un giro positivo al acuerdo comercial, afirmando en los últimos días que están satisfechos con el cumplimiento chino de sus compras de productos agrícolas estadounidenses tras un lento inicio que puso a Pekín muy por detrás de sus objetivos iniciales.

El asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, un destacado crítico de China, dijo a los periodistas el martes que el acuerdo comercial “goza de buena salud. Están comprando el maíz, la soja, el cerdo y el vacuno que dijeron que comprarían”.

La tensión entre Washington y Pekín ha crecido por el coronavirus y asuntos que van desde la nueva ley de seguridad nacional impuesta a Hong Kong a las sanciones contra firmas tecnológicas chinas acusadas de amenazar la seguridad nacional de Estados Unidos.

El Ministerio de Comercio de China confirmó que los dos países mantienen un “diálogo constructivo” y acordaron seguir impulsando la aplicación del acuerdo comercial de Fase Uno.



regina