Nacional - Política

Felipe Calderón se lanza contra el INE después de que le negara el registro de su nuevo partido

2020-09-06

La falta de antecedentes y el argumento de un cambio de reglas en el último momento se...

Elías Camhaji, El País

La telenovela por el regreso del expresidente Felipe Calderón a la política mexicana llega a un nuevo punto en su trama. México Libre, la asociación liderada por el exmandatario y por su esposa, Margarita Zavala, ha anunciado que apelará la decisión del Instituto Nacional Electoral (INE) de negarle el registro como partido político. “Impugnaremos de inmediato esta absurda decisión”, ha afirmado Zavala en un mensaje grabado. El Consejo del INE negó la inscripción del proyecto debido a que, a juicio de la mayoría, la formación no justificó el 8,2% de los recursos que utilizó en los esfuerzos para constituirse como partido y competir en las elecciones intermedias del año próximo. El destino de Calderón, que reclama que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador busca cerrarle el paso, se decidirá en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, aún sin un plazo definido.

El INE, una institución recurrentemente golpeada por los actores políticos y que está a menudo en la diana de López Obrador, ahora es atacado por Calderón, rival acérrimo del presidente. “Fue una acusación muy baja”, ha arremetido el exmandatario en redes sociales, “es un día de vergüenza para el INE”. El órgano electoral ha reafirmado el papel del árbitro, en el que las dos facciones más antagónicas de la política mexicana han encontrado un blanco común, en otro capítulo más de lucha permanente por defender su autonomía y su legitimidad ante los sectores más polarizados.

Calderón fue en 2006 el último candidato del conservador Partido Acción Nacional (PAN) en ganar una elección presidencial, acusado de fraude por López Obrador y atrincherado en las resoluciones del INE en ese momento para defender la legitimidad de su triunfo. “Es justicia divina”, ha dicho López Obrador, que celebró la decisión en un video grabado como “un triunfo del pueblo de México”.

La decisión de negar el registro a México Libre fue un giro sorpresivo, después de que un día antes la Comisión de Prerrogativas, la encargada de elaborar el anteproyecto que se votó en el pleno, había perfilado que la asociación había cumplido con los requisitos de ley. “¿Cómo iba el INE a otorgar el registro a ese partido? Se acababa el INE, si de por sí están completamente desacreditados”, ha dicho el presidente, que adjudicó la decisión a la presión de sus seguidores y no al Instituto.

“Queremos dejar claro que todos los donantes están completamente identificados y es falso que no lo estén”, ha refutado Zavala. La polémica se basa en ese 8% de recursos supuestamente opacos y en los criterios que utilizaron los consejeros del INE para ponderar las irregularidades en su decisión definitiva. Como era la primera vez que se decidía sobre el registro de partidos con las nuevas reglas electorales, establecidas en 2014, algunos consejeros justificaron que se debían definir criterios que no estaban contemplados previamente en el caso de la fiscalización del dinero que recibían las asociaciones, la intervención de ministros religiosos y la influencia indebida de estructuras sindicales, que fueron las irregularidades que encontró el instituto en algunos de los aspirantes que llegaron a la recta final del proceso.

Al final fueron siete de los 11 consejeros quienes se opusieron al registro de México Libre, casi todos argumentando que, desde su perspectiva, bastaba con que hubiera un 5% de fondos no comprobables para impedir que compitiera en las votaciones de 2021. Calderón y Zavala han asegurado que ese 8% de aportaciones se hicieron a través de una aplicación digital y que aportaron la documentación y los recibos para rastrear el dinero.

La discusión sobre los criterios partió en dos el consejo. “Va a ser un tema muy llamativo que criterios en la fiscalización que no existían cuando se concluyó el proceso ahora están siendo retomados”, dijo José Roberto Ruiz, uno de los cuatro consejeros que votó a favor de México Libre. “Me parece que hay una cierta dosis de arbitrariedad”, añadió Ruiz, en una participación que provocó escozor y extrañeza en sus colegas, y remató de forma premonitoria: “Seguramente, esto acabará en el tribunal”.

Lorenzo Córdova, el presidente del Instituto, respondió que era “absolutamente normal” que los consejeros pudieran explicar por qué tomaban una decisión y no otra, tras analizar el cúmulo de faltas de los aspirantes y que era imposible que el Instituto fijara un criterio antes de conocer las irregularidades. Ciro Murayama, quien propuso el parámetro del 5% para descartar a los aspirantes, se basó en que, por ley, si se supera el tope de gastos de campaña en ese porcentaje hay motivos para anular una elección, aunque no hubo consenso sobre esa determinación. “A la democracia la oxigenan los ciudadanos libremente organizados y transparentemente financiados, pero la contaminan la simulación, la opacidad y el lucro con la pobreza. Por eso, prefiero pecar de árbitro estricto y exigente que de laxo y complaciente”, señaló Murayama.

En una sesión maratónica de más de 11 horas, el INE solo aprobó el registro del Partido Encuentro Solidario, la nueva denominación de una formación de corte evangélico y ultraconservador que perdió el registro en 2018, pese a aliarse a López Obrador. El resto de los siete finalistas se quedó en la orilla, entre ellas dos organizaciones ligadas a Elba Esther Gordillo, la antigua líder del Sindicato Nacional de Trabajadores por la Educación. Todos los grupos descartados tienen la opción de impugnar la decisión del INE en los cuatro días posteriores al fallo.

La falta de antecedentes y el argumento de un cambio de reglas en el último momento se perfilan como la estrategia que presentará México Libre ante el Tribunal Electoral, según el video que divulgaron sus líderes. También reclaman sobre una queja que se presentó contra la agrupación a pocos días de concluir el proceso y que algunos consejeros dijeron no conocer. “No lo merecen ustedes, no lo merece el país, nos asiste la razón y el derecho”, ha dicho Zavala, que se escindió junto con su marido en 2018 después de tres décadas de militancia en el PAN. “Atropello” y “ridículo” han sido otros calificativos de Calderón contra el órgano electoral.

El posible regreso a la política de Calderón ha sido criticado y atípico para un país como México, donde los expresidentes suelen retirarse de la escena pública tras concluir su mandato. El político fue señalado hace un par de semanas en las filtraciones del caso de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos, por recibir supuestos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht. Además, supuestos vínculos de Calderón con el crimen organizado fueron mencionados durante el juicio de Joaquín El Chapo Guzmán en Estados Unidos y también fue salpicado por las acusaciones de la fiscalía de Nueva York contra Genaro García Luna, el titular de Seguridad durante su Gobierno, que concluyó en 2012.

Las esperanzas del expresidente y su esposa ahora están puestas en el fallo del Tribunal Electoral, que ha revertido varias decisiones de peso del INE en el pasado, como la anulación de la candidatura presidencial independiente de Jaime Rodríguez Calderón El Bronco y, apenas hace unos días, el veto a las conferencias matutinas de López Obrador en Coahuila e Hidalgo, que tendrán elecciones estatales el 18 de octubre, por considerarlas propaganda. Con el arranque formal del proceso electoral de 2021 previsto para este lunes, la mira está puesta en cuántos partidos acabarán en la boleta y en si lograrán obtener el 3% de la votación para mantenerse en un juego político en el que todos exigen que el árbitro les dé la razón.



JMRS