Salud

Escepticismo hacia plan británico de pruebas masivas

2020-09-10

Profesionales de salud cuestionaron de inmediato las propuestas de pruebas masivas, y dijeron que...

Por SYLVIA HUI | AP

LONDRES (AP) — Expertos en salud expresaron el jueves escepticismo sobre el ambicioso plan del gobierno británico de realizar millones de pruebas diarias de coronavirus para ayudar a la gente a reanudar sus vidas normales en ausencia de una vacuna.

El primer ministro Boris Johnson dijo el miércoles que quería lanzar un sistema más simple y rápido de pruebas masivas “en el futuro cercano” para identificar a las personas que no tienen el virus para que éstas puedan “comportarse en una forma más normal con el conocimiento de que no pueden infectar a nadie”. Johnson dijo que personas con esos “pasaportes” negativos podrían asistir a eventos en teatros y otros recintos, y dijo que tenía esperanzas de que el plan estuviese extendido para mediados de 2021.

Johnson anunció nuevas medidas estrictas para controlar un reciente aumento de las infecciones en Gran Bretaña. A partir del lunes, las reuniones sociales de más de seis personas estarán prohibidas en Inglaterra — tanto al aire libre como en interiores — y Johnson insinuó que esas restricciones podrían seguir vigentes hasta la Navidad o después.

Profesionales de salud cuestionaron de inmediato las propuestas de pruebas masivas, y dijeron que presentaban defectos básicos.

“Se están basando en una tecnología que, hasta ahora, no existe”, dijo el doctor David Strain, profesor de estudios clínicos en la Universidad de Exeter. La idea de Johnson de nuevas pruebas que puedan dar resultados rápidos como una prueba de embarazo, es “improbable, quizás imposible” para la mediados del año próximo, dijo, y la tecnología no es confiable.

“Se ha demostrado que con la tecnología actual se deja pasar hasta una tercera parte de las personas que tienen COVID-19 en fase temprana. Tras una segunda prueba 48 horas después, aún nos perdemos a una cuarta parte”, dijo.

El doctor Chaand Nagpaul, presidente del consejo de la Asociación Médica de Gran Bretaña, se hizo eco de esas preocupaciones, dados los problemas que el país ya sufre con capacidad de laboratorio para las pruebas.

“La noción de abrir una sociedad sobre la base de los resultados negativos de aquellos sin síntomas necesita ser vista con cautela — debido tanto a la alta tasa de ‘falsos negativos’ como el potencial de detectar a aquellos que están incubando el virus”, dijo.

Las autoridades dicen que actualmente Gran Bretaña tiene la capacidad para procesar unas 370,000 pruebas al día y busca aumentarla a 500,000 al día para el final de octubre.



regina