Internacional - Política

Bukele aprueba fondos pese a roce con Asamblea

2020-09-10

La aprobación total asciende a 197,4 millones de dólares —de un total de...

Por MARCOS ALEMÁN | AP

SAN SALVADOR (AP) — Tras un nuevo roce entre el legislativo y el ejecutivo salvadoreños, el presidente Nayib Bukele cedió el jueves ante las presiones y publicó un decreto de la Asamblea Nacional que destina varios millones de dólares a diferentes rubros de interés nacional.

El decreto —aprobado parcialmente la víspera— asignó 52 millones para pago de pensiones a los excombatientes del conflicto armado, 75 para las 262 alcaldías del país y 15 para el nuevo Hospital El Salvador.

Bukele había rechazado estas designaciones argumentando que iban en contra de lo establecido en la Constitución y porque no coincidían con los montos que pidió el gobierno: para los excombatientes sólo se solicitaron 12 millones, mientras que para el hospital se pidieron 30. Además se dijo que la cantidad asignada a las alcaldías pondría en manos de sus opositores dinero para realizar campañas electorales.

El mandatario cedió para sancionar y publicar el decreto ante la presión de diferentes sectores y bajo la amenaza de los veteranos de guerra de la fuerza armada y combatientes de la extinta guerrilla, con incrementar las protestas iniciadas el mismo jueves.

Según los veteranos, se les debía casi cinco meses de pensiones.

“Bukele ahora es el presidente y él debe de respetar la Constitución de la República. Si no nos cumple, en el 2021 le vamos a pasar la factura en las elecciones (municipales y legislativas) porque muchos de nosotros votamos por él, por un compromiso que el adquirió con nosotros los veteranos”, dijo Luis Bonilla, un excombatiente de la extinta guerrilla.

Al asumir el poder en 2019, el gobierno de Bukele aumentó de 50 a 100 dólares la pensión mensual para unos 94,000 excombatientes de ambos bandos, pero debido a los problemas económicas por la pandemia se dejaron de realizar los pagos.

Otro de los montos asignados por los legisladores corresponde a 55 millones de dolares para continuar con FOMILENIO II, un programa destinado para mejorar el clima de inversiones para el crecimiento económico y la reducción de la pobreza con apoyo de Estados Unidos.

FOMILENIO II funciona con un monto donado por Estados Unidos y otro aportado por El Salvador. Ante el retraso en la aportación salvadoreña, la continuidad del programa estaba en riesgo.

La aprobación total asciende a 197,4 millones de dólares —de un total de 250— de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La situación representó un nuevo momento de tensión entre ambos poderes estatales. El 28 de febrero, los salvadoreños elegirán una nueva Asamblea Legislativa y los 262 consejos municipales del país.



regina