Internacional - Población

Incendios se propagan en trece provincias de Argentina

2020-10-05

Su propagación se vio favorecida por la falta de precipitaciones, las temperaturas elevadas,...

Por AP

BUENOS AIRES (AP) — Centenares de bomberos intentaban el lunes sofocar grandes incendios forestales que desde hace semanas se propagan en Córdoba y otras doce provincias argentinas. En muchos casos serían intencionales, según las autoridades.

Dos incendios continúan activos en las regiones de Río Cuarto y Cruz del Eje en la provincia de Córdoba, situada en el centro geográfico de Argentina. En los últimos tres meses este distrito ha perdido unas 190,000 hectáreas a causa de fuegos periódicos ocurridos en medio de una fuerte sequía.

Bomberos voluntarios de Córdoba son ayudados por colegas de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, la brigada del Plan Nacional de Manejo del Fuego y seis aviones hidrantes, dijo el gobierno cordobés en su cuenta de Twitter.

El domingo la labor de más de 200 los bomberos y dos aviones hidrantes se concentró en el sur de la provincia, en zonas de Las Albahacas, El Chacay, Achiras y Huerta Vieja.

Otras doce provincias son presas desde hace semanas de incendios de distinta dimensión, entre ellas Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero, Chaco, Corrientes y Misiones, en el norte: San Luis, en el oeste y Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires, en el este. El gobierno envió aviones y brigadistas para combatir el fuego.

Según el Servicio Nacional del Manejo del Fuego, 95% de los incendios forestales son producidos para preparar áreas de pastoreo para animales. También ocurren por fogatas y colillas de cigarrillos mal apagadas.

Su propagación se vio favorecida por la falta de precipitaciones, las temperaturas elevadas, y los vientos fuertes inciden.

El ministro argentino de Ambiente, Juan Cabandié, afirmó que la mayoría de los incendios que afectan al país sudamericano tienen un origen intencional y cuestionó que la justicia no haya concretado detenciones luego de más de seis meses de quemas irrestrictas. Señaló que la situación en Córdoba es “muy grave”, porque hay una acumulación de material combustible producto de la sequía prolongada.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria en Córdoba informó que los incendios forestales ya han quemado unas 190,000 hectáreas y que esa cifra representa un récord de los últimos 20 años.

En el Delta del Paraná, uno de los humedales más importantes situado en las provincias de Entre Ríos y Santa Fe, los incendios persisten desde más de seis meses.

El ministro Cabandié apuntó contra quienes en ese área “realizan quemas para especulación inmobiliaria” y contra los ganaderos que preparan tierras para el pastoreo de animales. “Es necesario que el Parlamento legisle para elevar a delito penal el desmonte y para que las tierras quemadas no puedan ser utilizadas por 60 años”, sostuvo.