Internacional - Población

Chile hace balance de fuerte protesta de la víspera

2020-10-12

Desde hace varias semanas se han vuelto a retomar las tradicionales manifestaciones de los viernes,...

 

SANTIAGO DE CHILE (AP) — Las autoridades chilenas hicieron el sábado un balance de la manifestación más grande y violenta en el centro de Santiago desde el comienzo de la pandemia: buses del transporte público quemados, intentos de saqueos y semáforos dañados. Las autoridades dijeron que hubo unos 1,500 asistentes.

“Ayer un grupo importante de personas se manifestó pacíficamente en el óvalo de plaza Baquedano y un grupúsculo de no más de 300-400 personas lo hizo de manera violenta”, declaró a los medios el intendente de Santiago, Felipe Guevara. Algunas personas portaban bombas molotov, añadió.

“Desde el punto de vista sanitario, lo de ayer fue una irresponsabilidad: no guardar la distancia social, había personas sin mascarilla. Obviamente que es un atentado a la salud pública” valoró el intendente de Santiago. La policía también frustró intentos de saqueos.

Desde hace varias semanas se han vuelto a retomar las tradicionales manifestaciones de los viernes, que llenan la céntrica Plaza Italia (también llamada Plaza Baquedano) de Santiago desde el estallido social del pasado 18 de octubre y que se vieron interrumpidas por la llegada de la pandemia del coronavirus en el país.

El movimiento ha vuelto a retomar fuerza, con manifestaciones menores durante la semana, tras el incidente de la semana pasada en el que un policía fue acusado de lanzar a un joven desde un puente sobre un río. El agente está detenido mediante prisión preventiva a la espera de juicio. El joven fue dado de alta de sus lesiones el jueves.

El hecho agitó el tema de la brutalidad policial en el país, tras las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas en Chile durante la represión el año pasado de las manifestaciones que reclamaban mejoras sociales.



Jamileth