Salud

Gales impone severas restricciones para combatir coronavirus

2020-10-19

Los expertos sostienen que una pausa temporal de la actividad económica podría frenar...

Por DANICA KIRKA | AP

LONDRES (AP) — Gales se convirtió el lunes en la segunda nación del Reino Unido en paralizar gran parte de su economía para combatir un reciente aumento en los casos de coronavirus, aunque al mismo tiempo el primer ministro Boris Johnson resistía exhortos de hacer lo mismo en toda Inglaterra.

El primer ministro de Gales, Mark Drakeford, anunció el lunes una breve suspensión de la actividad económica para poder contrarrestar el COVID-19. A partir del viernes a las 6 p.m. y por dos semanas, queda suspendida toda compra minorista y toda actividad de hospitalidad y turismo que no sea esencial. Es un nivel de confinamiento de magnitud similar al aplicado en marzo en todo el Reino Unido.

“Este es el momento de unirnos y que cada dé su parte en un esfuerzo común para hacer todo lo posible a fin de proteger al (Sistema Nacional de Salud) y salvar vidas”, declaró Drakeford.

Las autoridades en todo el Reino Unido están imponiendo nuevas restricciones a los negocios y a la interacción social a medida que aumentan los casos de coronavirus entre distintas edades y en distintas regiones, colmando los hospitales y las unidades de cuidados intensivos. Uno de los principales objetivos es reducir la presión sobre el sistema nacional de salud antes del invierno, cuando aumentan los casos de influenza.

Los expertos sostienen que una pausa temporal de la actividad económica podría frenar la expansión del virus, ayudando a los médicos a tratar a los enfermos y dándole al gobierno espacio para mejorar su respuesta. Gran Bretaña sufre el más mortífero brote del virus en Europa, con más de 43,700 decesos confirmados.

Drakeford aseguró que la pausa será levantada el 9 de noviembre. “Veremos los beneficios en las semanas siguientes”, indicó.

Irlanda del Norte ya ha ordenado el cierre de las escuelas para las próximas dos semanas, ha prohibido la mayoría de las concentraciones sociales y ha ordenado el cierre de muchos negocios por un mes, incluyendo bares y restaurantes.

La decisión en Gales ocurre en momentos en que la región de Manchester está rechazando las gestiones del gobierno central de colocar a esa región bajo el máximo nivel de los tres niveles de alerta del esquema develado por el gobierno de Johnson hace una semana. Si bien los expertos aconsejan una pausa económica nacional, aunque breve, Johnson afirma que su esquema de niveles es mejor para limitar las consecuencias económicas en zonas donde las infecciones son pocas.



maria-jose