Internacional - Política

Hermano de George Floyd llama a la participación electoral

2020-11-03

Desde el fallecimiento de su hermano mayor el 25 de mayo, Terrence se vio bajo los reflectores que...

Por AARON MORRISON | AP

NUEVA YORK (AP) — El rumor se esparció rápidamente entre los trabajadores de un centro de votación de Brooklyn alrededor del mediodía del martes: El hermano de George Floyd estaba en el lugar.

Algunos se acercaron a Terrence Floyd, cuyo hermano George murió a manos de la policía de Minneapolis en un episodio que desató protestas contra la injusticia racial en todo el país. “Continúa con la lucha”, le pidió una mujer de raza negra. Otros querían tomarse una fotografía junto a Terrence.

Desde el fallecimiento de su hermano mayor el 25 de mayo, Terrence se vio bajo los reflectores que nunca buscó. Conductor de autobús escolar en Nueva York, Terrence, de 42 años, suele ser un hombre callado y sumamente apegado a sus tres hijos. Pero ahora siente una constante presión por ser la voz de su hermano, en especial durante una jornada electoral en la que, afirma, la justicia racial está en la boleta.

“Desde ese momento he sentido que me ha estado hablando”, dice sobre la muerte de George. “Me dice: Hermanito, habla por mí. Camina por mí. Quiere por mí. Haz que estas personas entiendan que lo que me sucedió le puede suceder a cualquiera”.

Este martes, la sudadera y la mascarilla de Terrence incluyen la leyenda “No puedo respirar”, “Justicia para George” y “8:46”, cifra que representa el tiempo aproximado que el policía de raza blanca mantuvo su rodilla sobre el cuello de su hermano hasta que perdió el conocimiento.

Después de su famoso llamado a la paz cuando la indignación por la muerte de su hermano se hizo patente en las calles, Terrence planeaba pasar la jornada electoral cumpliendo una parte menos recordada de su emotivo discurso a los manifestantes: Por favor, voten.

Los nombres de George Floyd, Breonna Taylor, Ahmaud Arbery y Rayshard Brooks, todos muertos a manos de la policía o de policías vecinales, revitalizaron al movimiento Black Lives Matter este año e insertaron las cuestiones de justicia racial en el centro de la contienda electoral. Conforme los centros de votación cierran en todo el país, sus seres queridos aguardan señales de que su dolor y la pérdida de su anonimato no fueron en vano.

El exvicepresidente Joe Biden ha prometido justicia racial y reformas, mientras que el presidente se ha apegado a su retórica de “ley y orden”. Después de un verano de protestas, alrededor de la mitad de los votantes señalaron que el racismo es un problema “muy grave” en la sociedad estadounidense, según una encuesta de la AP. Pero en comparación con la pandemia y la economía, un número relativamente bajo de votantes — alrededor del 10% — consideró al racismo y a las prácticas policiales como el problema principal del país, de acuerdo con el sondeo.



maria-jose