Reportajes

En una elección candente, Associated Press mantiene la cabeza fría

2020-11-03

Mientras AP monitorea la contienda entre el presidente Donald Trump y Joe Biden, así como 35...

Por Katie Robertson | The New York Times

Al final de una campaña turbulenta, la agencia global de noticias —y sus 4000 reporteros que recolectarán los conteos de votos de los secretarios de los condados— tiene un gran papel.

The Associated Press (AP) no pronosticará al ganador de la elección presidencial. Tampoco nombrará al virtual o posible ganador. La agencia AP solo nombrará al ganador cuando sea incuestionable, tal como lo ha hecho en todas las elecciones de Estados Unidos desde 1848, cuando Zachary Taylor ganó la Casa Blanca.

“Si no hay modo de que el candidato que va rezagado se recupere, si no hay modo legal ni matemático, entonces la contienda está básicamente decidida”, dijo Sally Buzbee la directora ejecutiva de AP en una entrevista. “Y si hay cualquier incertidumbre, o si quedan suficientes votos para cambiar el resultado entonces no declararemos un vencedor”.

Mientras AP monitorea la contienda entre el presidente Donald Trump y Joe Biden, así como 35 campañas por el Senado, 11 gubernaturas, 435 legislaturas y más de 6000 otros cargos menores, sus resoluciones no serán influidas por fuerzas externas.

“Que otras organizaciones declaren vencedores no influye en el momento en que AP declara a un candidato como ganador”, dijo AP en un artículo en su sitio web. “Nuestro equipo de decisión no entabla debates con campañas ni con candidatos”.

Esta postura puede ser crucial durante una elección turbulenta en la que más de 90 millones de estadounidenses emitieron su voto antes del día de las elecciones el 3 de noviembre debido a la pandemia del coronavirus, unos comicios complicados aún más por la desinformación rampante y las declaraciones falsas del presidente de que el voto ha sido “amañado”.

La información de AP se fundamenta en el trabajo de más de 4000 reporteros locales que trabajan de manera independiente para recolectar conteos de votos de los funcionarios en cada condado de los 50 estados de Estados Unidos. Dichos reporteros llaman telefónicamente a los centros de captura de votos de AP, que este año son virtuales debido a la pandemia. Más de 800 secretarios de ingreso de votos revisan los datos y verifican con los reporteros cualquier anomalía antes de ingresarlos al sistema de AP.

Un adjudicador de la contienda en cada estado examina los recuentos junto con un analista del equipo de política de AP en Washington para determinar cuándo puede declararse un ganador. Dos editores autorizan cada decisión, dijo Buzbee. Y cuando llega el momento de nombrar al ganador de la contienda presidencial, la jefa del buró en Washington de AP, Julie Pace, tiene que autorizarlo.

Con 250 corresponsalías en 99 países, AP provee de aproximadamente 730,000 artículos, 70,000 videos y un millón de fotografías cada año a más de 15,000 medios y empresas que se suscriben a su contenido.

Durante las elecciones se vuelve el foco de atención: los principales medios, entre ellos NPR, PBS y dos grandes cadenas de diarios, Gannet y McClatchy, esperan a que AP declare al ganador antes de reportar resultados. Otros medios, entre ellos The New York Times, The Wall Street Journal, The Washington Post y Fox News, se apoyarán en los datos electorales de AP para emitir sus informes. Google utilizará los reportes electorales de AP para dar a conocer resultados en tiempo real en su página de búsqueda y en una barra en YouTube. (ABC, CBS, CNN y NBC determinan por separado a los ganadores, pero, como miembros del Grupo Nacional de Elecciones, un grupo que usa datos de Edison Research, comparten la información).

“AP tiene un historial que se remonta a más de un siglo de escrutinio minucioso y cuidadoso de votos y prácticas cautelosas cuando se trata de anunciar resultados de elecciones”, dijo Arnie Seipel, editor político supervisor de NPR. “También tienen una mesa de decisiones con vastos recursos para realizar este tipo de recopilación y análisis de datos. Entonces, al confiar en AP podemos invertir más de nuestros recursos en producir informes originales, en lugar de intentar replicar lo que ellos hacen”.

En Estados Unidos —que, a diferencia de muchos otros países, no cuenta con una comisión electoral a nivel nacional— los medios de comunicación se convierten en los que anuncian al ganador de las elecciones presidenciales. “Si queremos saber quién será el próximo presidente, tenemos que hacer la cuenta nosotros mismos, condado por condado, en todo el país”, dijo David Scott, editor adjunto de AP en una nota de su página web.

Buzbee, quien ha trabajado para AP desde 1988 y fue nombrada la editora de mayor rango en 2017, dijo que el personal estaba muy consciente de su papel en las elecciones. “Nos lo tomamos profundamente en serio”, dijo. “Sabemos el impacto que tendremos cuando anunciemos al ganador de la carrera presidencial. Sabemos que dará la vuelta al mundo”.

AP fue la primera organización de noticias que declaró a Donald J. Trump vencedor en la elección de 2016. Publicó una alerta noticiosa a las 2:29 a. m., hora del Este, el día después de las elecciones: “WASHINGTON (AP) — Donald Trump elegido presidente de Estados Unidos”.

La agencia no declaró al vencedor de la elección de 2000 entre George W. Bush y Al Gore pues determinó que la diferencia entre los candidatos era demasiado pequeña. En aquella ocasión, nombrar al ganador fue tarea de la Corte Suprema.

Debido a la pandemia, la mayoría del personal de AP ha estado trabajando de manera remota desde marzo. El 3 de noviembre, alrededor de 50 personas de la “gente del núcleo” trabajará en la oficina de Washington, en lugar de los 200 periodistas que habitualmente laboran ahí, dijo Buzbee. En lugar de pizzas para compartir, habrá cena empaquetada.

¿Hay posibilidades de que se declare a Trump o a Biden como vencedor la noche del martes o en las primeras horas del miércoles? “Si uno de ellos va ganando por un amplio margen y sabemos cuántas boletas enviadas por correo están pendientes, entonces podría declararse en la noche de la elección”, dijo Buzbee. “Si es una carrera reñida, será más tarde”.

Luego de que AP declare al ganador, publicará artículos sobre cómo llegó a esa conclusión. “Estamos intentando hacerlo para desmitificar el proceso y que nadie piense que sucede en una caja negra”, dijo Buzbee.



maria-jose