Internacional - Política

Trump perderá su arma favorita

2020-11-06

En uno de esos tuits, el presidente acusó a sus oponentes políticos de intentar...

Por Ariel Ferrero

(ANSA) - NUEVA YORK, 06 NOV - En los últimos cuatro años el presidente Donald Trump utilizó a Twitter como su principal arma de difusión, y muchas veces de confusión, atacando a medios y opositores, y beneficiándose del privilegio que permite a los líderes mundiales escribir lo que quieren, sin ser censurados.
    
Si el presidente Trump pierde las elecciones, tendrá que despedirse de ese privilegio de Twitter, red social que supo utilizar como ningún otro mandatario hasta ahora. Nadie como él hizo uso y abuso de la red del pajarito como el republicano de 74 años.
    
Como presidente, se benefició de la política de Twitter que marca el contenido que viola las reglas de la plataforma, pero no fuerza directamente su eliminación, como es el caso de los usuarios comunes, informó la cadena Bloomberg.
    
Pero si Joe Biden gana las elecciones, como posiblemente ocurrirá en las próximas horas, en enero Trump tendrá que dejar el poder y entrará en la categoría de exlíder mundial, perdiendo el trato especial, según el informe.
    
Llamativamente, desde la noche de las elecciones la red Twitter bloqueó al menos ocho tuits del presidente.
    
En uno de esos tuits, el presidente acusó a sus oponentes políticos de intentar "robar las elecciones". Twitter consideró que ese tuit violó su política de integridad cívica.
    
Un portavoz de Twitter explicó a Bloomberg en un comunicado por qué los tuits marcados de los líderes mundiales siguen siendo accesibles en la plataforma, a pesar de haber sido bloqueados.
    
"Una función fundamental de nuestro servicio es proporcionar un lugar donde la gente pueda responder abierta y públicamente a sus líderes y hacerlos responsables", dijo el portavoz.
    
"Teniendo esto en cuenta, hay ciertos casos en los que puede ser de interés para el público tener acceso a ciertos tuits, incluso si de otra manera violarían nuestras reglas", agregó.
    
Trump, enfurecido por los bloqueos de varios de sus mensajes esta semana, subrayó esta mañana que "Twitter está fuera de control", lo cual solo es "posible gracias al regalo del gobierno de la Sección 230".
    
Hace tiempo que Trump pide modificar directamente la "Sección 230" de la Ley de Decencia de las Comunicaciones de Estados Unidos, la cual ha regido hasta ahora el papel de las plataformas a la hora de actuar sobre su contenido y ha marcado en gran medida el funcionamiento de la red.
    
Aprobada en 1996 durante el gobierno de Bill Clinton, la Communications Decency Act pretendía regular de alguna forma el contenido de internet en un tiempo de ebullición de los primeros grandes foros y agregadores de contenido.
    
Un mecanismo, en definitiva, para evitar delitos como la pornografía infantil, acusaciones ilícitas o declaraciones que fueran en contra de la soberanía estadounidense.



maria-jose