Pan y Circo

Los partidos políticos pelean la paridad en las candidaturas a gobernadores de los Estados

2020-11-17

Que cada partido presente a siete mujeres entre sus 15 candidatos a gobernadores no garantiza que...

Por Carmen Morán Breña | El País

Las elecciones a gubernaturas de 2021 están ya perfilando sus candidatos, pero una orden del Instituto Nacional Electoral (INE) para que se incorporen mujeres a esos puestos ha quebrado el consenso que generalmente muestran los partidos políticos en su seno interno. Están en juego 15 nuevos gobernadores y la resolución del INE obliga a las formaciones a presentar al menos a siete candidatas del total. El Partido Acción Nacional (PAN) y el Senado, morenista, ya han impugnado ante el Tribunal Electoral esa decisión, porque entienden que el organismo electoral está cometiendo una injerencia en el Legislativo. Mientras el tribunal resuelve, algunas voces se alzan ya contra el doble rasero que, dicen, usan algunos políticos a la hora de permitir el acceso a sus colegas femeninas.

“La paridad es políticamente correcta, pero en la práctica siguen poniéndonos trabas a las mujeres. El año pasado aprobamos en el Senado la reforma de Paridad para Todos, pero dejaron algunos candaditos, como el de las gubernaturas, con el alegato de que eran unipersonales”, es decir, que no se trata de una lista con varios concurrentes a la que aplicar la paridad, explica la senadora Antares Vázquez Alatorre. “Pero en la Constitución viene avalado por el artículo 35 y espero que el Tribunal Electoral mantenga lo que ha dicho el INE”, añade.

Que cada partido presente a siete mujeres entre sus 15 candidatos a gobernadores no garantiza que salgan ni siete ni 14. Incluso podría no salir ninguna si gana siempre el candidato masculino que tienen enfrente. Que la ganadora sea indefectiblemente una mujer, o siete, solo ocurriría si los partidos se pusieran de acuerdo para postular candidatas en los mismos Estados, pero no están obligados a ello. Pese a todo, muchas lo consideran un paso en la lucha histórica por la paridad. “Los partidos saben en qué Estados tienen posibilidades de ganar. Ahí es donde deben poner mujeres”, confía Vázquez Alatorre.

Pero la primera bofetada ha venido desde el Senado. El presidente de la Mesa Directiva, el morenista Eduardo Ramírez Aguilar, ha impugnado ante el tribunal electoral de la Federación el intento de paridad, y lo mismo ha hecho el PAN por su cuenta. En el PRI y el PRD descartaron sumarse a esa iniciativa. Mario Delgado, recién elegido presidente de Morena, también considera una “invasión” la orden del INE, a pesar de que este organismo tienen entres sus potestades incluso organizar las elecciones internas de un partido en las que se decide a su líder. Así ha ocurrido recientemente con el propio Delgado, después de que lo morenistas no lograran ponerse de acuerdo ni en la forma ni en el fondo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador también se ha referido a ese asunto, en la mañanera de este lunes, de una forma salomónica: “No nos metemos en eso, es una situación que tienen que resolver el Poder Legislativo y el INE. Nosotros pensamos que se tienen que seguir abriendo espacios para la participación de las mujeres, nada más cuidar los procedimientos legales. En lo que nos corresponde, estamos abriendo espacios para que cada vez haya más participación de mujeres”, ha dicho. Acto seguido ha repetido aquello de que no se trata de cuotas, sino que las mujeres son “eficaces”, “responsables”, “honestas” y “entregadas”.

“A las senadoras no nos han consultado antes de presentar esa impugnación”, se queja la morenista Vázquez Alatorre. “Ahora dicen que es cuestión del Poder Legislativo, pero es que cuando se votó la Paridad para Todos también nos limitó el legislativo. Fue un gran progreso, pero quedaron esos flecos”. “El INE no está legislando, está interpretando la norma”, ha asegurado la senadora.

Fue su hermana Selene Vázquez, quien aspira a la candidatura de Michoacán por Morena, la que solicitó información al INE al respecto, a partir de lo cual salió aquella resolución. En las elecciones municipales, la paridad se establecía designando bloques de competitividad, es decir, separando aquellos distritos en los que se había ganado en las anteriores convocatorias con holgura o bien conseguido resultados medios o escasos. Una vez determinados los bloques, se presentaba a mujeres y hombres de forma paritaria en cada uno. “Es lógico que el INE haya resuelto ahora eliminar esto, porque partidos muy jóvenes, como Morena, no tienen antecedentes de elecciones anteriores para conocer sus posibilidades”. Y también ha decidido que en lugar de ocho candidatas fueran solo siete. Este último punto también está recurrido por Selene Vázquez.

Quizá los hombres siguen temiendo que postular a una mujer les restará votos. “Es posible, pero se van allanando caminos”. Pero algunos candidatos que parecen consolidados se resistirán. “No es tan verdad que esos candidatos estén tan consolidados, que vayan a ganar. En muchos lugares están inflados por encuestas pagadas. Y esos, precisamente, son los que andan peleando en contra de la paridad. No se dice, pero se hace”, asegura Vázquez Alatorre. La senadora cree que esto debe resolverse como en elecciones anteriores en Morena, al azar, echando en un saco los nombres de unos y otras.

No había acabado de aprobar el INE, el pasado 6 de noviembre, las normas de paridad para las futuras elecciones a Gobernador cuando algunos partidos, como el PAN, hicieron de la necesidad virtud, prometiendo que postularían a siete candidatas, como “mínimo”: “Porque es nuestra convicción y contamos con mujeres preparadas, competitivas y ganadoras”, escribió en Twitter Marko Cortés, líder de la formación conservadora. Pero hete aquí que, días después, su partido ha impugnado la orden del INE.

En toda la historia de México solo nueve mujeres han sido gobernadoras, y dos de ellas interinas. En la actualidad, dos mujeres ocupan la jefatura entre los 32 Estados existentes. El morenista Eduardo Ramírez, sin embargo, entiende que la obligación de la paridad es una injerencia del INE que “restringe” los derechos de los hombres, por lo que, algo así, debe estar regulado por el Poder Legislativo. Y en declaraciones que recoge la prensa, añade que “está en juego la defensa del federalismo electoral”.

Senadoras de otras formaciones, como Indira Kempis, de Movimiento Ciudadano, dicen entender que se debatan estos pleitos jurídicos entre el INE y el Legislativo, pero considera que “la realidad es que las mujeres siguen con rezago". "Necesitamos estas acciones afirmativas para poder tener espacio y que se nos reconozca la valía pública. Estas acciones nos facilitan un tránsito más amable. No se trata de criterios de mérito, son cuestiones culturales y por tanto, tenemos que darle respuestas culturales”, ha explicado por teléfono.

Ella, como Vázquez Alatorre, espera que la Corte se pronuncie contra las impugnaciones. “No hay otra manera, no entienden [quienes se oponen] que esto es una cuestión urgente, que vamos tarde, que el rezago en la igualdad es histórico y cultural”.



maria-jose