Nacional - Economía

Alfonso Romo critica la gestión de la economía y coloca a la inversión privada como la “esperanza para salir de la crisis”

2020-11-19

 “La crisis sanitaria, la caída del precio del petróleo, la fuga de capitales...

Por Beatriz Guillén | El País

Una de las voces más críticas del Gobierno mexicano, Alfonso Romo, ha vuelto a desmarcarse del discurso del presidente para posicionarse a favor de la que considera “la esperanza para salir de la crisis”: la inversión privada. El jefe de la Oficina de Presidencia ha señalado que la prioridad del país en un momento en el que convergen varias crisis debe ser dar certidumbre a las empresas. “Solo con certidumbre podemos poner al capital privado y a los ahorros a trabajar para crear riqueza y contrarrestar el impacto por covid-19″, ha dicho. Romo, que ha inaugurado este jueves la XLII Convención del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, ha comenzado su mensaje haciendo autocrítica del Ejecutivo al que pertenece: “No podemos manejar un país que está decreciendo alrededor del 9% como si estuviéramos creciendo al 9%”.

En una intervención por videoconferencia, el jefe de Gabinete de López Obrador ha hecho un repaso de los factores que hacen que México resienta esta recesión con más fuerza que otros países: “La crisis sanitaria, la caída del precio del petróleo, la fuga de capitales al inicio de estos shocks y una política monetaria muy conservadora”. En este contexto “convulso”, todos los caminos de recuperación económica pasan por la inversión privada, que supone, ha dicho, el 87% de la inversión total. “Es vital para el bienestar del país y sin bienestar traicionamos el combate a la pobreza”, ha insistido.

Con este propósito en mente, Romo ha pedido que las reglas del juego para las empresas sean transparentes y que una vez cambiadas, permanezcan. El comentario del jefe de la Oficina de Presidencia llega en un momento en el que multinacionales, como Iberdrola, han anunciado que paralizaban sus inversiones en México por los obstáculos del Gobierno y la falta de claridad en el marco regulatorio. Ante anuncios como ese, la postura del presidente Andrés Manuel López Obrador se mantenía firme, especialmente en el sector energético: “A nosotros no nos interesan los negocios privados, nos interesan los negocios públicos”.

Sin embargo, este jueves su jefe de Gabinete daba una versión muy distinta. “Necesitamos tener una actitud de cero barreras a la inversión, para no desperdiciar ni una inversión, incluyendo la china que ya está en riesgo”, ha dicho ante los ejecutivos.

Romo, que ha insistido una y otra vez en el concepto de seguridad para las empresas en su intervención, ha asegurado que México tiene dinero disponible, solo que tiene que trabajar en la certidumbre: “Solo con certidumbre podremos activar los 30,000 millones de dólares disponibles para inversión inmediata que comenta la Amexcap [Asociación Mexicana de Capital Privado]. Solo con certidumbre podremos activar los 1,2 billones de pesos disponibles de la banca”.

El funcionario ha considerado que el país cuenta con “un año de oxígeno para actuar y lograr consolidar la recuperación”, gracias a que tanto la agencia Fitch como el Banco de México reconocen que hay evidencias de recuperación económica, además de “variables esperanzadoras” como el incremento en las exportaciones y el consumo privado, “en parte debido a que las remesas han crecido un 10%”. Además, México mantiene como ventaja competitiva el T-MEC, ha dicho el jefe de Gabinete, como también manifestó el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, en una entrevista con EL PAÍS.

“Entonces, ¿cuál es la palanca que nos está faltando para consolidar la recuperación económica? La inversión privada”, ha dicho el jefe de Presidencia, que ha terminado su intervención citando a Benito Juárez. “Aquel que no espera vencer ya está vencido. México nos necesita a todos trabajando juntos para lograr una economía incluyente, no habrá desarrollo social sin que todos impulsemos la inversión”.



maria-jose