Internacional - Economía

Los pedidos de subsidios de desempleo suben en Estados Unidos cuando crecen las infecciones por COVID-19

2020-11-25

Estados Unidos ha sido golpeado por una nueva ola de infecciones por coronavirus, con más de...

Por Lucia Mutikani | Reuters

WASHINGTON, 25 nov (Reuters) - El número de estadounidenses que presentaron por primera vez solicitudes de beneficios de desempleo aumentó aun más la semana pasada, lo que sugiere que una explosión de nuevas infecciones de COVID-19 y las restricciones al comercio estaban provocando despidos y socavando la recuperación del mercado laboral.

Otros datos del miércoles mostraron que el gasto de las empresas en capital se mantuvo sólido al comienzo del cuarto trimestre, pero el impulso se ha enfriado respecto de los meses anteriores. La economía está cambiando a un ritmo más lento a medida que el impulso de más de 3 billones de dólares en alivio del coronavirus del gobierno termina.

Se espera otro paquete de rescate sólo después de que el presidente electo Joe Biden asuma el cargo el 20 de enero. El presidente Donald Trump está muy concentrado en impugnar su derrota electoral ante Biden.

“Hay una recuperación de dos niveles de la recesión pandémica en la que la parte alta de la sociedad continúa gastando normalmente mientras que la parte baja del país hace largas colas en bancos de alimentos y para las que las oportunidades de empleo son escasas y poco frecuentes”, dijo Chris Rupkey, economista jefe de MUFG en Nueva York.

Las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo aumentaron en 30,000 a 778,000 ajustados por estacionalidad para la semana que terminó el 21 de noviembre, dijo el miércoles el Departamento de Trabajo. Fue la segunda alza consecutiva en las solicitudes.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado 730,000 solicitudes en la última semana.

Los pedidos no ajustados subieron 78.372 a 827.710 la semana pasada. Los economistas prefieren el número no ajustado debido a las dificultades para ajustar los datos de por las fluctuaciones estacionales debido al shock económico causado por la pandemia.

Incluyendo un programa financiado por el gobierno para los trabajadores autónomos, temporales y otros que no califican para los programas estatales de desempleo, 1,14 millones de personas pidieron subsidios la semana pasada. Había al menos 20,5 millones de personas cobrando beneficios de desempleo a principios de noviembre.

Estados Unidos ha sido golpeado por una nueva ola de infecciones por coronavirus, con más de 100,000 casos diarios desde principios de noviembre. Más de 12 millones de personas han sido infectadas en el país, según un recuento de datos oficiales de Reuters.

La enfermedad respiratoria ha matado a más de 257,000 estadounidenses y las hospitalizaciones se están disparando, lo que ha llevado a los gobiernos estatales y locales a reimponer una serie de restricciones a la vida social y económica en las últimas semanas, lo que podría mantener las solicitudes por encima del pico de 665,000 que se registraron durante la Gran Recesión de 2007-09.

CRECIMIENTO RÉCORD EN EL TERCER TRIMESTRE

Las solicitudes de desempleo se redujeron desde el récord de 6,867 millones en marzo, ya que alrededor del 80% de las personas despedidas temporalmente en marzo y abril fueron contratadas de nuevo, lo que representa la mayor parte del repunte del crecimiento del empleo en los últimos seis meses.

Esa mejora, que se extendió a la economía en general gracias al robusto gasto de los consumidores, fue impulsada por el estímulo fiscal. En un informe separado el miércoles, el Departamento de Comercio confirmó el ritmo histórico de expansión de la economía en el tercer trimestre.

El Producto Interno Bruto (PIB) creció a una tasa anualizada no revisada del 33,1%, dijo el gobierno en su segunda estimación de la producción del tercer trimestre. La economía se contrajo a un ritmo del 31,4% en el segundo trimestre, la baja más profunda desde que el gobierno comenzó a llevar registros en 1947.

Las estimaciones de crecimiento para el cuarto trimestre están por debajo de una tasa anualizada del 5%, lo que fue subrayado por otros datos del Departamento de Comercio el miércoles que muestran que el déficit comercial de bienes aumentó un 1,2% a 80,300 millones de dólares en octubre.

El dato eclipsó un aumento del 0,7% de los pedidos de bienes de capital no relacionados con la defensa, excluyendo los aviones, un indicador de los planes de gasto de las empresas.

A pesar de los alentadores avances en materia de vacunas, el aumento vertiginoso de las infecciones por COVID-19 a medida que comienza la temporada de resfríos y las expectativas de un paquete de rescate más pequeño, han llevado a los economistas a reducir drásticamente sus previsiones de crecimiento del PIB para el primer trimestre de 2021.

Goldman Sachs redujo su estimación a una tasa del 1,0% desde el 3,5%. JPMorgan espera que el PIB se contraiga un 1,0% en el trimestre de enero a marzo. Pero el presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, ve poco riesgo de que se reanude la contracción de la economía.

Bullard espera que la economía registre un crecimiento por encima de la tendencia tanto en el cuarto trimestre como en la primera parte de 2021.



maria-jose