Nacional - Economía

"El fruto podrido del periodo neoliberal" podría no abandonar a México por completo

2020-12-07

Hasta ese momento, la Cámara de Diputados podrá comenzar el proceso de...

Por Sputnik

Aunque los miembros del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador y líderes empresariales mantendrán sus mesas de diálogo para discutir la reforma que pretende eliminar la subcontratación ('outsourcing') en México y la discusión en el Congreso ha sido aplazada, las malas prácticas asociadas con esta figura están por desaparecer.

Los representantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) firmarán un compromiso con el Gobierno mexicano para establecer sanciones severas en contra de las personas responsables de realizar prácticas abusivas mediante este modelo de contratación, afirma Excelsior.

El medio también mencionó que el acuerdo incluirá el reconocimiento de todos los derechos de los trabajadores mexicanos, como aguinaldos, ahorro para el retiro, utilidades y liquidaciones conforme a la ley. Con esto, la subcontratación en México se mantendría vigente.

El 5 de diciembre, el vicepresidente de la Comisión Nacional Laboral de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Octavio Benavides, informó que tanto López Obrador como el sector privado pactaron retrasar el debate legislativo de la subcontratación en el Congreso hasta febrero de 2021.

Esto permitiría al presidente mexicano enviar al Congreso los cambios a su propuesta de reforma sobre la subcontratación para el próximo periodo ordinario de sesiones. Hasta ese momento, la Cámara de Diputados podrá comenzar el proceso de dictaminación de esta iniciativa para enviarla al Senado.

"Sí se está platicando la posibilidad de que le demos más tiempo al estudio y al análisis [de la iniciativa de outsourcing] y hasta ayer [4 de diciembre de 2020] se hablaba de pasarlo para febrero", comentó Benavides a Forbes.

El representante de Coparmex agregó que existe un acuerdo entre la iniciativa privada y el Gobierno para "ir en contra de la subcontratación del personal ilegal" y "regular la subcontratación", por lo que celebró que el mandatario haya escuchado las inquietudes de los empresarios en esta materia.

El 12 de noviembre, López Obrador presentó una iniciativa para eliminar la figura de la subcontratación —"el fruto podrido del periodo neoliberal", como lo describió el presidente— al considerar que algunas empresas utilizaron este mecanismo para cometer defraudación fiscal y despojar a miles de trabajadores de sus derechos.

Ante esta propuesta, varios representantes empresariales destacaron los peligros de eliminar de tajo el outsourcing. En particular, el presidente del CCE, Carlos Salazar, fue muy crítico de esa medida, pues acusó que el Gobierno pretendía quitar "una manzana podrida" talando todos los árboles.



maria-jose