Internacional - Economía

Londres y Bruselas ven peligrar sus negociaciones

2020-12-08

Los negociadores siguen atascados en temas clave tras meses de tensas negociaciones.

Por JILL LAWLESS y LORNE COOK

LONDRES (AP) — Gran Bretaña y la Unión Europea advirtieron el martes que las conversaciones sobre un acuerdo comercial posterior al Brexit estaban al borde del colapso, cuando quedaban apenas tres semanas para una ruptura económica que afectará a empresas a ambos lados del Canal de la Mancha.

Las autoridades rebajaron las expectativas de grandes avances cuando el primer ministro, Boris Johnson, viaje en los próximos días a Bruselas para reunirse con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Los negociadores siguen atascados en temas clave tras meses de tensas negociaciones, y el ministro alemán de Asuntos Europeos, Michael Roth, dijo que la confianza del bloque en Gran Bretaña está en juego.

“Lo que necesitamos es voluntad política en Londres”, dijo Roth, cuyo país ostenta ahora la presidencia rotatoria de la UE. “Déjenme que sea muy claro, nuestra relación futura se basa en la confianza. Es precisamente esta confianza lo que está en juego en nuestras negociaciones ahora mismo”.

“Queremos llegar a un acuerdo, pero no a cualquier precio”, dijo Roth a la prensa antes de presidir una videoconferencia con sus homólogos de la UE.

La oficina de Johnson dijo que la situación es “muy compleja” y que el fracaso de las negociaciones era una posibilidad.

Johnson y Von der Leyen, que dirige el ejecutivo europeo, hablaron el lunes por teléfono por segunda vez en 48 horas. Más tarde indicaron que seguía habiendo “diferencias significativas” en tres temas clave -derechos de pesca, normas de competencia y la gestión de futuras disputas-, y que “no se dan las condiciones para cerrar un acuerdo”.

En un comunicado conjunto, los dos líderes indicaron que tenían previsto abordar sus discrepancias “en una reunión física en Bruselas en los próximos días”.

El principal negociador de la UE, Michel Barnier, se reunió con su contraparte británico David Frost en Bruselas para hacer un balance de lo actuado y “preparar los próximos pasos”, dijo Barnier al cabo del encuentro.

Barnier dijo a The Associated Press que “más que nunca, el Brexit es una escuela de paciencia, incluso una universidad de paciencia”.

No se dio una fecha para la reunión. Los líderes de los 27 países de la UE celebraban una cumbre de dos días en Bruselas a partir del jueves.

Gran Bretaña salió de los organismos políticos de la UE el 31 de enero, pero sigue dentro del mercado único y la unión aduanera hasta el 31 de diciembre. Alcanzar un acuerdo antes de final de año garantizaría que no se imponen aranceles ni cuotas comerciales sobre los productos exportados o importados en ambos lados, aunque aún habría nuevos costes y trámites burocráticos.

Ambas partes sufrirían daños económicos si no consiguen un trato, aunque la mayoría de los economistas creen que la economía británica se vería más afectada porque casi la mitad de sus relaciones comerciales son con la UE.



Jamileth