Internacional - Economía

Banco de Inglaterra prepara su artillería para cualquier problema del Brexit

2020-12-11

“¿Qué tiene el Banco de Inglaterra en su arsenal, por así decirlo? La...

Por David Milliken, Huw Jones | Reuters

LONDRES, 11 dic (Reuters) - El Banco de Inglaterra tomó medidas el viernes para que los bancos sigan ofreciendo crédito durante 2021, mientras Gran Bretaña lidia con la pandemia de COVID-19 y se prepara para cualquier perturbación en el mercado por un gran cambio en la relación comercial del Reino Unido con la Unión Europea.

El gobernador Andrew Bailey dijo que el banco central había hecho todo lo posible para mitigar los riesgos de una salida de la Unión Europea el 31 de diciembre, y que estaba listo para hacer frente a cualquier interrupción en los mercados financieros.

“¿Qué tiene el Banco de Inglaterra en su arsenal, por así decirlo? La respuesta es mucho. Usaremos nuestras herramientas, como lo hicimos en marzo, en caso de que estemos en esa situación”, dijo Bailey en una conferencia de prensa.

El Banco de Inglaterra aumentó las subastas de liquidez del mercado al comienzo de la pandemia, así como también redujo las tasas de interés a un mínimo histórico y reinició su programa de compra de activos.

Las perturbaciones del mercado no amenazarían la estabilidad financiera, pero Bailey advirtió que algunos clientes de la UE podrían no tener acceso a los servicios financieros británicos porque la UE no había adoptado medidas de mitigación.

“Hay un límite a lo que podemos hacer”, dijo Bailey.

La volatilidad del mercado podría verse reforzada por el hecho de que algunos usuarios de derivados no estén totalmente preparados para comerciar con contrapartes de la UE o en centros de comercio reconocidos por la UE, dijo el Banco de Inglaterra.

“Las instituciones financieras deben seguir tomando medidas para minimizar las perturbaciones”, añadió.

El primer ministro Boris Johnson dijo el jueves que había una “gran posibilidad” de que un período de transición posBrexit termine el 31 de diciembre sin que haya un acuerdo para evitar los aranceles a las exportaciones británicas a la Unión Europea.

Bailey dijo que confiaba en que Londres continuaría siendo uno de los principales centros financieros del mundo, y dijo que las pérdidas de puestos de trabajo en el sector habían sido mucho menores de lo que algunas personas habían temido en el momento del referéndum de Brexit de 2016.



aranza