Salud

Llegan las medidas para Navidad en Italia por la pandemia

2020-12-17

La decisión del presidente Luca Zaia anticipa las restricciones para las fiestas en todo el...

Por ANSA

(ANSA) - ROMA 17 DIC - El gobierno sumó unas horas más para anunciar las restricciones y mantiene a los italianos expectantes por las medidas navideñas contra el Covid-19, que fueron aplazadas hoy por el caso de los pescadores secuestrados en Libia.
    
"La curva de contagio ahora está firmemente congelada y continúa en la tendencia decreciente, pero lamentablemente no se ha aplanado, no ha desaparecido. Sería realmente complicado iniciar la campaña de vacunación masiva más grande en una condición de resurgimiento de la curva de contagio, la posible y temida tercera ola", aseveró hoy el comisario de crisis, Domenico Arcuri.
    
"Habrá 202 millones de dosis de la vacuna para Italia, como se esperaba, pero no más en 15 meses sino en 21 meses, porque (la compañía farmacéutica) Sanofi, que se suponía que nos daría 40 millones de dosis en el tercer y cuarto trimestre de 2021, está retrasada y las dará en el segundo y tercer trimestre de 2022", prosiguió.
    
"Confirmamos, si los procesos de autorización lo permiten, una cantidad de dosis para vacunar a todos los italianos que lo deseen entre el próximo verano y el próximo otoño boreal".
    
También Arcuri señaló que, "si pasamos una buena Navidad (respetando las restricciones, nrd.) creo que evitaremos que el resurgimiento de contagios ponga en tela de juicio la reapertura de la escuela" el próximo 7 de enero.
    
"Necesitamos un último esfuerzo. No debemos tener una feliz Navidad, sino una buena Navidad, para cuidarnos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos. Nunca ha merecido la pena como este año", insistió.
    
En ese contexto, la región del Véneto, asediada por los contagios, determinó que, desde el próximo sábado, hasta el 6 de enero, estará prohibido salir del municipio de residencia después de las 14.
    
La decisión del presidente Luca Zaia anticipa las restricciones para las fiestas en todo el territorio nacional, que dividió a los ministros.
    
La hipótesis más probable es siempre la de uno zona roja en días festivos y aquellos previos, del 24 al 27 de diciembre, el 30 y 31 y el 5 y 6 de enero o durante todo el período hasta el 3.
    
Aún quedan por definirse las excepciones a la prohibición de viajar, en particular para permitir abuelos o no familiares convivientes -no más de dos - para unirse a los miembros de la familia para la cena.
    
Tal cuestión debería definirse mañana en el Consejo de los ministros, si no se aplaza todo hasta el sábado.
    
Sin embargo, se avecina el fin de semana del temido éxodo, con pasajes de trenes ya "agotados"-, en particular hacia el sur, antes de la "fecha límite" del 21 de diciembre para viajes entre regiones, que es también el último fin de semana de compras libres antes de las restricciones.
    
Por ese motivo, ante el temor de filas y aglomeraciones consideradas un peligro por un posible aumento de contagios, el ministerio del Interior dispuso más controles en estaciones y aeropuertos, así como en locales en áreas de vida nocturna.
    
Tal línea fue decidida por el Comité de orden público y seguridad presidido por ministra Luciana Lamorgese.
    
El ministro de Asuntos Regionales, Francisco Boccia, aseguró que "Navidad es más arriesgada de agosto. Tendremos que pasarlo cada uno en casa para proteger más frágiles y ancianos.
    
Cualquiera que piense en fiestas y cenas se equivoca fuertemente", añadió.
    
Por su parte, el presidente de Lombardía, Attilio Fontana, descartó más restricciones, como las de Véneto.
    
"Creo que tenemos buenos números, entonces podemos permitirnos no restringirnos más", aseguró.
    
En ese contexto, el Consejo de Ministros impugnó la orden con la cual la región de Valle de Aosta reabrió bares y restaurantes, sin perjuicio de la franja naranja en la que aún se encuentra. Sobre el recurso, deberá pronunciarse el Tribunal Administrativo Regional, al que el gobierno pidió tanto la suspensión como la nulidad de la disposición.
    
En cuanto a las escuelas, la ministra de Educación, Lucía Azzolina, dijo que será "un deber reabrir las superiores".
    
"Si la Navidad es buena" y se respetan las reglas, los alumnos regresarán a clases el próximo 7 de enero, completó Arcuri.



maria-jose