Salud

Morelos se suma a los semáforos rojos del mapa mexicano

2020-12-23

Cuernavaca, la capital de Morelos, había recibido estos días pacientes de Ciudad de...

Por Carmen Morán Breña |  El País

La Ciudad de México está rodeada de covid en extremos preocupantes. Los dos Estados que limitan con sus nueve millones de habitantes y que la convierten en una inmensa megalópolis han pasado a semáforo rojo, como la propia capital, es decir, las actividades esenciales quedan cerradas, lo que limita la movilidad y las congregaciones de gente. Al Estado de México se suma ahora el de Morelos, donde se ha anunciado este miércoles la medida, que entrará en vigor mañana, coincidiendo con la Nochebuena. Se trata de frenar contagios, pero el color del semáforo lo dictan también las cifras que presenta cada entidad, y en función de ellas el Gobierno federal lo decreta. Morelos tiene activos 9.038 casos de covid y la pandemia ha enterrado en ese Estado a 1.586 personas.

El Gobernador de Morelos, el exfutbolista Cuauhtémoc Blanco, ha explicado que la medida se prolongará hasta el 10 de enero, lo mismo que en el caso de sus vecinos en el mapa. También está en rojo Baja California. Las Navidades han puesto en alerta a muchos territorios que ven cómo sus cifras se disparan porque no cesa la actividad tradicional de estas fechas: compras, reuniones, fiestas. El 60% de los contagios se producen en los encuentros familiares y sociales, han dicho en Ciudad de México recientemente. Además, se ha anunciado ley seca para los días clave navideños y los ciudadanos no podrán comprar alcohol.

Cuernavaca, la capital de Morelos, había recibido estos días pacientes de Ciudad de México que no encontraron una plaza en los hospitales, pero su capacidad hospitalaria también se está resintiendo. Con cerca de dos millones de habitantes, Morelos está al 42% de su capacidad hospitalaria para casos de covid y sus camas con ventilador están ocupadas en apenas un 22%, cifras que no parecen preocupantes al menos sin que se conozca el número de camas en total o que se tema que estos días se desborden los contagios, algo que muy pocos gobernantes descartan debido a las fiestas decembrinas. Además, el Estado ha visto cómo los ciudadanos con la movilidad reducida en los territorios vecinos se desplazaban por diversos motivos hasta Cuernavaca, un motivo más para decretar la alerta máxima.

El mapa de México está casi todo en naranja, un riesgo alto. Solo dos Estados, Chiapas y Campeche, han pasado al verde, lo que garantiza una vida prácticamente normal en la que se plantean ya la vuelta a la escuela. Sinaloa, Veracruz y Tamaulipas están a un paso del verde, pero aún siguen en amarillo y la situación debido a las fechas festivas puede ir a mejor o a peor. Nada se descarta.

La buena noticia es la llegada de las vacunas, que las autoridades han recibido con solemnidad en el aeropuerto. Procedentes de Bélgica, un primer envío de 3,000 dosis, del total de 1,4 millones que se esperan a finales de enero, han arribado esta mañana. La vacunación a personal sanitario y militar comenzará este mismo jueves. El canciller Marcelo Ebrard ha lanzado un mensaje muy optimista, habida cuenta del oscuro curso de la pandemia por todo el mundo y de la dificultad logística para que avancen las inmunizaciones: opina que la llegada de las dosis supone el principio del fin de la pandemia. México suma ya 119.495 víctimas mortales del coronavirus. En la última semana han fallecido 3.898 personas.



maria-jose