Deportes

Santiago Solari vuelve a los banquillos

2020-12-30

El argentino dejó España para jugar en el Inter en las que levantó tres Ligas....

Por Diego Mancera | El País

Una de las últimas imágenes de Santiago Solari como entrenador fue en la eliminación del Real Madrid en la Liga de Campeones de 2019. La noche en el Santiago Bernabéu frente al Ajax terminó con una contundente derrota 1-4 en octavos de final. Un batacazo. El argentino, con cierto estoicismo, sobrellevó su primera experiencia con un club de Primera tras el despido de Julen Lopetegui y con cinco meses frenéticos. El regreso de Solari (Rosario, 44 años) a los banquillos ocurrirá, tras casi dos años, en México. El Club América, el más mediático y ganador del país, le ha contratado.

México no es un destino extraño para Solari. Antonio García, dueño del club Atlante, viajó a Buenos Aires para ver un partido de San Lorenzo. Ahí se sorprendió de la elegancia y de la fuerza de un Solari que se acercaba al retiro. García le invitó a cenar. Le ofreció mudarse a las playas de Cancún para jugar con su equipo un año y le ofreció comandar al equipo en el Mundial de Clubes. El argentino se dejó querer y le brindó al equipo un impulso de mercadotecnia. Su padre, Eduardo, también dirigió en el fútbol mexicano a cuatro equipos: Atlas, Celaya, Morelia y Monterrey. Jorge Solari, el tío de Santiago, se había retirado como futbolista en México en los setenta y había dirigido a dos clubes: los Tecos y el Club América.

Es “una gran alegría poder trabajar en un club con una historia arrolladora y con un nombre además que evoca la esperanza y la oportunidad: América, la patria futbolera”, dijo Solari en su primera entrevista con Televisa, empresa que es dueña del club. El América es el equipo con más Ligas en su país con 13 trofeos.

Solari creció en Rosario. Fue uno de los grandes talentos de River Plate. En 1999 pegó el salto al Atlético de Madrid. En el arranque del 2000 se mudó al rival vecino: el Real Madrid. Como jugador blanco jugó cinco temporadas en las que se asoció con Raúl y Zidane. El argentino dejó España para jugar en el Inter en las que levantó tres Ligas. Después vino su episodio en San Lorenzo, luego la aventura mexicana con Atlante y su retiro en el Peñarol de Uruguay.

Santiago Solari trabajó desde 2013 en las categorías inferiores del Real Madrid. El rosarino se forjó como entrenador bajo la supervisión de la escuela de la Federación Española de Fútbol hasta que en 2018 tuvo su verdadera prueba al frente del club blanco. Como entrenador interino ganó sus primeros cuatro partidos, lo que le valió el espaldarazo de Florentino Pérez y le ofreció un contrato hasta 2021. Con Solari, el Madrid conquistó el Mundial de Clubes sin sobresaltos. En total dirigió 32 partidos: 22 triunfos, dos empates y ocho derrotas. En marzo de 2019, el Madrid anunció el regreso de Zidane como técnico y la destitución de Solari. “¿Si tengo resentimiento hacia el Real Madrid por mi despido? No, absolutamente no”, dejó en claro el argentino tras su marcha.

En México ven con cierta perplejidad el fichaje de Solari. Las voces más reticentes ven en Solari una apuesta arriesgada a semanas de que inicie el nuevo campeonato mexicano y tras el vacío que dejó el despido del entrenador pasado, Miguel Piojo Herrera, uno de los estrategas más exitosos en el América. La contratación del rosarino, sin embargo, es una inyección de frescura en un fútbol que se ha estancado en los últimos años y alejado de competir en la Copa Libertadores por una decisión de los directivos.



maria-jose