Agropecuaria

Demanda global de maíz de Argentina podría caer tras suspensión exportaciones del cereal: cámara

2021-01-05

Argentina es el tercer exportador mundial de maíz y según datos oficiales entre enero...

Por Maximilian Heath

BUENOS AIRES, 5 ene (Reuters) - Compradores internacionales de maíz de Argentina podrían castigar al país sudamericano con menos adquisiciones a precios más bajos debido a la incertidumbre que genera la reciente suspensión de exportaciones del cereal anunciada por el Gobierno argentino, dijeron el martes empresas agroexportadoras.

El Gobierno del peronista Alberto Fernández la semana pasada suspendió temporalmente el registro de nuevas exportaciones de maíz con fecha de embarque hasta febrero, con el objetivo de asegurar el abastecimiento doméstico del cereal, en una decisión inesperada que generó malestar en toda la cadena agrícola.

La decisión oficial “introduce una variable de incertidumbre en los compradores de terceros países que pueden castigar en compra como en precios al origen argentino”, dijo en un comunicado el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), que señaló que el Gobierno no lo consultó por la medida.

Argentina es el tercer exportador mundial de maíz y según datos oficiales entre enero y noviembre del 2020 embarcó 36 millones de toneladas del grano por 5.843 millones de dólares.

El CEC, que nuclea a agroexportadores en Argentina como Cargill y Bunge, dijo que la medida podría generar el efecto contrario de lo que busca el Gobierno argentino: una retracción en la venta de reservas por parte de agricultores y una disminución de la siembra en el ciclo 2021/22.

Las empresas pidieron al Gobierno “retrotraer la medida, convocar a las entidades sectoriales de la cadena del maíz y buscar una solución que devuelva a su mercado nacional la transparencia que caracteriza a la comercialización de todos los granos”.

A su vez, las asociaciones que representan a las cadenas productivas del maíz, la soja y el trigo -los principales cultivos de Argentina- también dijeron que la medida del Gobierno le quita confiabilidad al país como proveedor mundial de alimentos.

“Este tipo de acciones erosionan fuertemente la confianza y conducen a que inmediatamente se retraigan las inversiones, tanto las de corto plazo, como puede ser el plan de siembra y paquete tecnológico a aplicar, como también en las inversiones de largo plazo”, señalaron las asociaciones MAIZAR, ACSOJA y ARGENTRIGO en un comunicado en conjunto.



aranza