Tras Bambalinas

La Biblia familiar de Joe Biden tiene una larga historia

2021-01-20

La Biblia ha sido esencial en otras ceremonias de juramentación de Biden como senador y como...

Por Allyson Waller | The New York Times

Al juramentar el cargo el miércoles, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, posiblemente pose su mano sobre un objeto familiar que lo ha acompañado en los 50 años de su carrera política: una pesada Biblia, adornada con una cruz celta que ha pertenecido a su familia desde 1893.

La Biblia ha sido esencial en otras ceremonias de juramentación de Biden como senador y como vicepresidente. También la usó su hijo Beau Biden cuando fue juramentado como procurador general de Delaware.

Biden, quien hará historia como el segundo presidente católico de Estados Unidos, después de John F. Kennedy, a menudo hizo referencia a su fe en la campaña presidencial de 2020 al cortejar a los votantes con la promesa de restaurar el “alma de Estados Unidos”.

En una entrevista el mes pasado con Stephen Colbert, Biden contó algo sobre esta reliquia familiar.

“Todas las fechas importantes están ahí”, dijo Biden. “Por ejemplo, cada vez que me he juramentado para algún cargo se ha inscrito la fecha”.

Pero el martes, un vocero del comité inaugural de Biden declaró que no podía confirmar si Biden emplearía ese volumen para su ceremonia de toma de posesión, o si usaría una sola Biblia (Trump utilizó dos).

La Biblia elegida por los presidentes electos para la ceremonia de juramento a menudo transmite un mensaje simbólico al pueblo de Estados Unidos, dijo Seth A. Perry, profesor asociado de religión en la Universidad de Princeton y autor de Bible Culture and Authority in the Early United States.

“Es difícil imaginar el ritual de la investidura sin ese libro en este momento”, dijo el profesor Perry. “Es parte del escenario. Forma parte de la cosa que le otorga al momento la autoridad que tiene”.

Aquí un vistazo al papel que ha tenido la Biblia en algunos de los momentos cruciales de la historia estadounidense: la juramentación de los presidentes entrantes.

La Biblia de Washington ha sido muy popular

Como gran parte del esplendor asociado con las inauguraciones presidenciales, la presencia de una Biblia en las ceremonias de juramentación está teñida de tradición, que data del primer presidente de la nación.

En 1789, durante su ceremonia de investidura en Nueva York, George Washington utilizó una Biblia de la Logia Masónica de San Juan Número 1. Se dice que trajeron la Biblia después de que los asistentes se dieron cuenta que no había una en el Federal Hall, donde Washington se preparaba para juramentar el cargo, según Claire Jerry, curadora de historia política en el Museo Nacional de Historia Americana.

La Biblia representaba el compromiso que Washington contraía con el pueblo de Estados Unidos, dijo.

“Tener una imagen sagrada asociada con la alianza es bastante coherente y enfatiza la idea de que nosotros, quienes atestiguamos la juramentación, y el individuo que jura, entramos en una relación muy profunda”, dijo Jerry.

La Biblia de Washington se ha empleado en otras cuatro ceremonias de investidura, las de los presidentes Warren G. Harding, Dwight D. Eisenhower, Jimmy Carter y George Bush.

En 2017, Trump empleó una Biblia que su mamá le dio de niño y otra que Abraham Lincoln utilizó para su juramentación en 1861, justo antes del inicio de la Guerra Civil. Barack Obama también juró con la Biblia de Lincoln al aceptar el cargo, aunque en 2013, en la segunda toma de posesión, la cambió por una Biblia que le regalaron al reverendo Martin Luther King Jr. en 1954.

Algunos presidentes han prestado juramento con la Biblia abierta en algún versículo en particular, dijo Jerry. Algunos pasajes populares incluyen los Salmos y Proverbios.

¿Cómo se elige la Biblia inaugural?

De acuerdo con Mark Dimunation, jefe de la división de libros raros y colecciones especiales de la Biblioteca del Congreso, los presidentes electos a menudo buscan un texto que les resulte profundamente personal o que represente la historia del momento en que asume el cargo.

“La energía de ese momento fue profunda”, dijo Dimunation respecto al uso de las biblias de Lincoln y de King que empleó Obama, el primer presidente negro.

La Biblioteca del Congreso, que alberga muchas Biblias notables, entre ellas la de Lincoln, a menudo recibe solicitudes de políticos que quieren utilizar algún texto para juramentar un cargo público. No es una hazaña sencilla transportar los libros de la biblioteca hasta la mano de los políticos.

“Es un esfuerzo conjunto”, dijo Dimunation.

Se requiere que los ejemplares pasen por una revisión de conservación y a menudo se transportan en una caja especialmente diseñada para proteger del mal tiempo y otras condiciones poco favorables. Todo el proceso “se maneja con un alto nivel de seguridad”, dijo Dimunation.

¿Es obligatorio que el presidente use una Biblia?

Aunque la Constitución de Estados Unidos requiere que presidentes y congresistas presten juramento al cargo, no es obligatorio que coloquen la mano sobre un texto sagrado al hacerlo. Pero si eligen jurar ante un objeto, pueden emplear cualquier texto que así prefieran.

John Quincy Adams eligió un libro de derecho durante su ceremonia y en 1963, tras el asesinato de Kennedy, Lyndon B. Johnson juramentó al cargo con la mano sobre un misal católico a bordo del Air Force One.

A lo largo de la historia, los congresistas también han incorporado otros textos en sus ceremonias de investidura, a menudo como referencia a su fe o creencia personal, dijo Jerry.

En 2007, Keith Ellison, representante por Minnesota y en ese entonces único musulmán en el Congreso, empleó el Corán de Thomas Jefferson. En su fotografía de juramentación, la representante demócrata por Michigan Rashida Tlaib aparece con un Corán que le regaló su mejor amiga.



Jamileth