Deportes

Tom Brady y Gisele Bündchen, la imagen del éxito y la fortuna

2021-01-30

De la primera, que vendieron por 30,5 millones de euros, obtuvieron una ganancia de 8,2 millones....

Antonia Laborde, El País

Tom Brady es el mejor mariscal de campo de la historia del fútbol americano. Además de sus jugadas maestras, él y su esposa, la modelo Gisele Bündchen, se mueven también con destreza en el mercado inmobiliario. Los planes del jugador de quedarse al menos dos temporadas más con los Tampa Buccaners (Florida), el equipo que acaba de meter en la Super Bowl, forzaron a su familia a buscar una residencia permanente en este Estado. En los últimos meses, una de las parejas famosas más ricas de Estados Unidos ha vendido su pisazo de Nueva York, su casa de Boston y han comprado una propiedad en Indian Creek, el “búnker de los millonarios”, en Miami.

Aunque desde hace un mes que se habla de esta compra, el matrimonio le sigue alquilando su casa en Miami al icónico beisbolista Derek Jeter por casi 62,000 euros mensuales, según ha publicado Tampa Bay Times. Lógico, ya que el proyecto es demoler la mansión para construirse una casa ecológica y sostenible. La isla de Miami, en la que Julio Iglesias tiene varias parcelas, es conocida por la gran privacidad que ofrece a sus residentes y por ser un imán de famosos de distintos ámbitos, los últimos Ivanka Trump y su esposo Jared Kushner, hija y yerno del expresidente Donald Trump.

El jugador de fútbol y la modelo han llegado a tener más de seis propiedades. En los últimos tiempos han vendido su lujoso piso de Tribeca (Nueva York) y su casa de Brookline (Massachusetts), que adquirieron cuando Brady era la estrella del Patriots de Nueva Inglaterra. De la primera, que vendieron por 30,5 millones de euros, obtuvieron una ganancia de 8,2 millones. La pareja conserva un piso en el mismo edificio de Manhattan, pero más pequeño que los 900 metros cuadrados que tenía la propiedad vendida.

Con la salida de Brady, de 43 años, del New England Patriots a comienzos de 2020 la dinámica del multimillonario matrimonio cambió. Bündchen le preguntó a su esposo tras escuchar sus planes profesionales: “¿Y cuándo vas a hacer cosas en casa?, ¿cuándo vas a llevar a los niños al colegio?”, según contó Brady el pasado abril en el programa de Howard Stern. “Me dijo también que esa era una parte importante de nuestro matrimonio, que tenía que gustarme, que eran actividades en las que tenía que participar porque ella también tenía sus objetivos y sus propios sueños”, continuó la superestrella deportiva. En la misma entrevista contó que guarda una carta de su esposa en la que le explicaba por qué no estaba satisfecha con su matrimonio, y que está firmada dos años atrás. “Es muy fácil que los hombres se centren en sus carreras, pero es importante tomar decisiones familiares”, sostiene en ella.

La pareja se conoció en 2006 en una cita a ciegas, que la modelo ha descrito como un amor a primera vista porque lograron una conexión especial desde el principio. Se casaron en febrero de 2009. Bündchen, de 40 años, es una de las modelos más cotizadas de su generación y hasta 2017 encabezó la lista de modelos mejor pagadas durante 15 años consecutivos. Ahora está alejada de las pasarelas, pero participa en algunas campañas de marcas de lujo. Se calcula que tiene un patrimonio neto de 360 millones de dólares.

Brady, por su parte, ha sido nombrado jugador más valioso de la NFL en cuatro ocasiones, un récord histórico, y ha ganado seis Super Bowls. Su patrimonio neto se calcula entre 180 y 200 millones de dólares. Juntos forman uno de los matrimonios más adinerados entre las celebridades estadounidenses, por detrás de Kim Kardashian y Kanye West, y Beyoncé y Jay Z, entre pocos más.

La pareja tiene dos hijos, Benjamin, de 11 años, y Vivian, de ocho. Brady, por su parte, tiene otro hijo, Jack, de 13 años, de una relación anterior con la actriz y modelo estadounidense Bridget Moynathan. El niño vive con ella en Nueva York. Cuando acabó el partido del pasado domingo, Brady corrió hacia las gradas a preguntar si podía saludar a Jack. “Te quiero, chico”, le dijo abrazándole. Bündchen subió esa noche una historia a Instagram en la que se leía “¡Te amamos y estamos muy orgullosos de ti, papá!”. Su ex también le felicitó por la hazaña: “No podría estar más orgullosa, Tom Brady dijo que lo haría y lo hizo”.



JMRS