Ciencia y Tecnología

Fiebre espacial en China: Marte en el horizonte

2021-02-11

La expansión del programa espacial coincide con una campaña del presidente Xi...

Por SAM MCNEIL

BEIJING (AP) — Cui Tingting se tiñó el cabello de un rojo marciano para la llegada de una nave a lo que los chinos llaman la Estrella de Fuego.

“Este es un gran momento para el espacio, el futuro de la humanidad depende de la exploración del espacio exterior”, declaró Cui, directora de la oficina local de la Sociedad Marciana, quien organizó una fiesta virtual el miércoles por la noche para esperar el anuncio de que la nave Tianwen-1, lanzada en julio del año pasado, había entrado en la órbita de Marte.

Videos de los participantes de toda China mostraron una réplica del róver de Tianwen-1 en la casa de uno de los miembros de la sociedad. Un individuo lucía un traje espacial hecho en casa; otro tenía un perro robot.

“La Tierra es nuestro planeta madre. Pero para mí, Marte es lo mismo”, expresó Cui.

En China hay una fiebre espacial, alentada por planes cada vez más ambiciosos del Partido Comunista, que incluyen el lanzamiento de naves tripuladas y la exploración de la Luna y de Marte.

Turistas chinos se congregaron en la isla de Hainan para ver el lanzamiento. Otros visitan simulacros de colonias en Marte en el desierto, con bóvedas blancas, cámaras de descompresión y trajes espaciales. La cantidad de programas de televisión y de libros con temas espaciales, así como de clubes de aficionados, va en aumento.

La cuenta más popular de Sina Weibo, un servicio parecido al de Twitter, se llama “Nuestro Espacio” y tiene 1,25 millones de seguidores.

La expansión del programa espacial coincide con una campaña del presidente Xi Jingping para promover la imagen de China como una potencia mundial.

“Es un símbolo del poder de China”, dijo Chen Qiufan, autor de libros de ciencia ficción que vive en Guangdong.

El gobierno de Xi trata de generar el entusiasmo de la gente con un plan de acción para impulsar los conocimientos científicos de cinco años que incluye el compromiso de apoyar la literatura china de ciencia ficción.

En noviembre la municipalidad de Beijing anunció la construcción de un complejo reservado para la ciencia ficción que tendrá la misión de atraer talento y producir “influyentes obras de ciencia ficción originales”.

“Hay que aprovechar el poder de las películas y de la ciencia ficción con fines propagandísticos y la idea de que tenemos que ir allí”, declaró Chen, comparando la etapa actual con el Renacimiento.

El entusiasmo con el espacio es evidente también en Japón, la India y otros países que han lanzado naves a distintos puntos del sistema solar, sumándose a un club de exploradores hasta ahora reservado casi exclusivamente a Washington y Moscú.



aranza