Nacional - Política

Intruso ingresa a conferencia de prensa de López Obrador

2021-03-01

López Obrador, quien disfruta del contacto físico con sus simpatizantes, cosa que no...

 

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Un intruso irrumpió el lunes en la conferencia de prensa diaria del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, se le acercó y habló brevemente con el mandatario antes de que una asistente llevara al hombre a una oficina para escuchar su queja.

No es la primera vez que la actitud casual de López Obrador en torno a su seguridad personal genera preocupaciones. El mandatario desintegró al Estado Mayor Presidencial de 8,000 hombres que se encargaba de la seguridad de los mandatarios, viaja por carretera o en vuelos comerciales, y el fin de semana algunos pasajeros le gritaron críticas cuando dejaba su asiento en un avión.

Los reporteros que acudieron a la conferencia en el Palacio Nacional de la Ciudad de México quedaron sorprendidos al ver a un hombre salir de la parte posterior del escenario en el amplio salón para aproximarse por detrás a López Obrador, acercandose lo suficiente como para tocar al presidente mientras otro funcionario estaba hablando.

El mandatario charló con el hombre, quien portaba una mascarilla, antes de referirlo con Leticia Ramírez, encargada de atención ciudadana. Posteriormente, Ramírez dijo que el individuo de 31 años, originario del estado norteño de Durango, estaba “desesperado” porque no había podido rehacer su vida luego de haber estado encarcelado por posesión de narcóticos.

Ramírez dijo que el hombre aseguró que le habían plantado las drogas y que ha tenido problemas para encontrar oportunidades laborales, además de que no se le ha permitido ver a su hija después de salir de prisión.

Ramírez indicó que se seguía investigando la manera en que el individuo ingresó al Palacio Nacional, aunque reconoció que había pasado los filtros de seguridad, que incluyen detectores de metales y guardias. Los periodistas deben mostrar acreditaciones preaprobadas y pasar por los filtros de seguridad para ingresar todos los días entre semana.

López Obrador, quien disfruta del contacto físico con sus simpatizantes, cosa que no ha podido hacer durante la pandemia del coronavirus, le restó importancia al incidente.

“Ahora nada más son ayudantes civiles, yo no tengo guardaespaldas, porque el que nada debe nada teme. Y estoy tranquilo con mi conciencia y, la verdad, el que lucha por la justicia no tiene nada que temer”, dijo el presidente, refiriéndose al grupo de personas vestidas de civil que en ocasiones le abren paso entre las multitudes de manifestantes que se aproximan al vehículo en que viaja el mandatario.

“Pero todo mundo corre riesgos, todos, todos, todos”, declaró López Obrador. “Pero siempre he tenido comunicación con la gente. Si ahora estoy padeciendo por la pandemia, porque no puedo escuchar a la gente, convivir más con la gente, porque no se permite, y además por cuidado. Pero no es posible encerrarse, no es vida, no se puede vivir encerrado”.

Un video difundido en las redes sociales mostró a un pequeño grupo de pasajeros sentados varias filas detrás de López Obrador que insultaban a gritos al presidente al momento del desembarco de un vuelo comercial en la Ciudad de México.

López Obrador también le restó importancia a dicho incidente.

“Son gajes del oficio. Imagínense si me pongo preocupado por los insultos. Recibo muchos, muchos insultos”, comentó. “Así es la democracia a diferencia de la dictadura. Cuando hay dictadura no se puede protestar, o se protesta, pero con los dientes apretados; cuando hay democracia, somos libres”.

López Obrador ha visitado algunas de las partes más peligrosas del norte del país — donde los cárteles del narcotráfico controlan extensos territorios — sin grandes preocupaciones aparentes de seguridad. Pero a diferencia de sus predecesores, también ha abandonado la política de intentar capturar a capos del narcotráfico o atacar directamente a las organizaciones delictivas.

Poco después de ser elegido en 2018, López Obrador dijo: “el pueblo me protegerá”.



aranza