Religión

Francisco se reúne con gran ayatolá chií al-Sistani en Irak

2021-03-06

El histórico encuentro en la humilde vivienda de al-Sistani se produjo tras meses de...

Por ANMAR KHALIL y NICOLE WINFIELD

NAJAF, Irak (AP) — El papa Francisco se reunió el sábado con el gran ayatolá Ali al-Sistani, uno de los clérigos más importantes del islam chií, en la ciudad santa iraquí de Najaf para ofrecer un mensaje de coexistencia pacífica, instando a los musulmanes a abrazar a la asediada minoría cristiana del país.

El histórico encuentro en la humilde vivienda de al-Sistani se produjo tras meses de preparativos en los que la oficina del ayatolá y el Vaticano discutieron y negociaron minuciosamente cada detalle.

Se espera que la reunión a puerta cerrada aborde cuestiones que afectan a la minoría cristiana de Irak. Al-Sistani es una figura profundamente venerada en Irak, de mayoría chií, y su opinión sobre cuestiones religiosas son seguidas por chiíes en todo el mundo.

En las pocas ocasiones en las que ha hecho pública su opinión, al-Sistani ha cambiado el curso de la historia moderna de Irak.

En los años posteriores a la invasión de 2003 liderada por Estados Unidos, pidió repetidamente calma y moderación mientras la mayoría chií era blanco de los ataques de al Qaeda y otros extremistas suníes. Pese a esto, el país se sumió en años de violencia sectaria.

Su fatua, o edicto religioso, de 2014, que pedía que todos los hombres sanos combatiensen al grupo extremista Estado Islámico aumentó las filas de las milicias chiíes. En 2019, cuando manifestaciones antigubernamentales paralizaron el país, su sermón provocó la renuncia del entonces primer ministro Adil Abdul-Mahdi.

El papa Francisco llegó a Irak el viernes y se reunió con altos funcionarios del gobierno en la primera visita papal de la historia al país. Este es además el primer viaje internacional del pontífice desde el inicio de la pandemia del coronavirus.

Los iraqauíes han acogido bien la visita y la atención internacional que le ha dado al país, que trata de recuperarse de décadas de guerra y disturbios. Irak declaró la victoria sobre EI en 2017 pero sigue sufriendo ataques esporádicos.

Recientemente registró ataques con cohetes de milicias respaldadas por Irán contra instalaciones militares y diplomáticas estadounidenses, luego de un ataque aéreo de Washington contra objetivos milicianos en el país y en la vecina Siria. La violencia está ligada al enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán luego de que Washington abandonó el histórico pacto nuclear de 2015 y volvió a imponer paralizantes sanciones a la República Islámica.



JMRS