Consultorio Médico

Cómo protegerte de las variantes del coronavirus

2021-03-09

Las mascarillas son la herramienta más importante para controlar la propagación del...

Por Abraar Karan | The New York Times

El hospital en donde trabajo ahora atiende a menos pacientes con la COVID-19 después de haber soportado un aumento mortal de coronavirus este año. En Estados Unidos, la cantidad de personas hospitalizadas con COVID-19 ha caído en 29 por ciento en las últimas dos semanas, probablemente gracias a un aumento en la inmunidad derivada de las vacunaciones y las infecciones previas así como del éxito de las restricciones impuestas por el gobierno.

Pareciera que por fin podemos empezar a respirar

Pero la situación todavía es delicada. La cantidad de nuevos casos de covid reportados diariamente ha caído sustancialmente desde el pico de principios de enero, pero más recientemente la tasa se ha estabilizado cuando nuevas variantes del virus amenazan revertir este progreso modesto. Algunas de estas variantes son más contagiosas y puede que sean más virulentas. También puede que sean menos susceptibles a algunas vacunas que los linajes de coronavirus que predominaban anteriormente. Una variante descubierta en Brasil infectó a quienes ya tenían algo de inmunidad a la COVID-19 derivada de infecciones previas.

Las personas deberían vacunarse tan pronto como puedan y, mientras tanto, la mejor forma de prevenir las infecciones de una nueva variante del coronavirus es insistir con los básicos fundamentales que ya sabemos que funcionan.

Sigue llevando cubrebocas, de preferencia uno mejor

Las mascarillas son la herramienta más importante para controlar la propagación del coronavirus, fuera de las vacunas. Cualquier mascarilla es mejor que ir sin mascarilla. Pero dado que las nuevas variantes son más contagiosas, mejorar el cubrebocas que llevas ahora es más importante. Elige una que filtre bien las partículas que se propagan por el aire —como una N95, KN95 or KF94— o elige un cubrebocas quirúrgico y ajústalo adecuadamente a tu rostro. Te protegerán mejor de las gotículas y otras partículas que están en el aire y pueden evitar que contagies a otros en caso de que tengas el virus.

Si no tienes a la mano una mascarilla diseñada específicamente para filtrar aerosoles, un cubrebocas de tela encima de una mascarilla quirúrgica te dará mejor protección que una mascarilla de tela sola. Es muy importante usar la mascarilla –o mascarillas– adecuadas en interiores donde haya mucha gente y la ventilación es deficiente. Debido a que los científicos aún están estudiando qué tanto pueden transmitir el virus las personas vacunadas, todos aquellos que han sido inmunizados deberían seguir usando mascarillas cuando estén con quienes no se han vacunado.

Mejora la ventilación

Debido a que la COVID-19 se propaga principalmente por el aire en forma de gotículas y aerosoles, una ventilación adecuada en interiores es crucial para controlar el avance viral. Es más importante maximizar la ventilación cuando es imposible el distanciamiento, como en las escuelas, los centros de trabajo, supermercados, o cuando se viaja en taxi, vehículo compartido o transporte público. Para mejorar los flujos de aire, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan abrir ventanas y puertas, emplear ventiladores para aumentar la circulación del aire e instalar sistemas de filtración de aire de alta eficiencia, entre otras medidas. El gobierno debería aportar apoyo económico a los pequeños negocios que no pueden costear dichas medidas.

Socializa de forma segura

Luego de casi un año de aislamiento, tenemos una intensa necesidad de socializar. Los CDC van a emitir pronto una guía para que las personas vacunadas tengan claro qué actividades son seguras y cuáles no. Pero Anthony Fauci, el principal consejero médico del presidente Joe Biden para la COVID-19 ha dicho que las personas que se han vacunado pueden reunirse con otras que también recibieron la vacuna.

Aunque es posible que las personas vacunadas puedan transmitir el virus unas a otras, los datos de los ensayos de las vacunas sugieren que esto resultaría probablemente solo en una enfermedad poco grave, si es que hubiera síntomas. Pero las personas no vacunadas deberían seguir evitando las actividades que se consideran de alto riesgo, como estar en interiores con personas que no forman parte de su núcleo familiar o grupo social reducido, congregarse en multitudes y no llevar cubrebocas.

Vacúnate con la vacuna que sea

Las tres vacunas que han sido aprobadas para uso de emergencia en Estados Unidos contra el coronavirus son excelentes para detener la enfermedad en estado grave. Cuando se trata de la inyección no debería dudarse qué vacuna recibir, sino solo cuándo recibirla. Si ya fuiste vacunado, haz lo que puedas en tu comunidad para comunicar sobre la seguridad y la eficacia de las vacunas a quienes puedan estar renuentes a vacunarse.

Solo se necesita a una persona para iniciar un brote y todos deberían tomar medidas para detenerlo. Después de todo, las variantes que han surgido se propagan del mismo modo. Eso significa que las mismas intervenciones siguen funcionando, siempre y cuando las empleemos de manera consistente.



aranza