Derechos Humanos

Estados Unidos pone a China y Rusia en la mira por los derechos humanos

2021-03-31

En el caso de China, el informe publicado este martes subraya que en el último año se...

Alicia González | El País

Madrid - Estados Unidos ha puesto el acento de su informe anual sobre derechos humanos en dos de sus principales rivales geopolíticos, China y Rusia, a quienes critica por lo que denomina el “genocidio” de los uigures y la persecución de los disidentes políticos, respectivamente, entre otros abusos. Así lo subraya el informe del Departamento de Estado donde analiza la situación del imperio de la ley y el respeto a los derechos humanos en casi 200 países y que en el caso de España cita las “múltiples informaciones sobre miembros del Gobierno atacando a ciertos medios de comunicación y periodistas concretos”.

En el caso de China, el informe publicado este martes subraya que en el último año se han producido “casos de genocidio y crímenes contra la humanidad, predominantemente contra los uigures musulmanes y otros grupos étnicos y religiosos minoritarios en Xinjiang”. El Departamento de Estado insiste en que hay “más de dos millones de uigures sometidos a programas diarios de reeducación”, a los que se suman un millón más que están en campos de internamiento extrajudiciales. Además, la nota relata tanto los cuatro desaparecidos periodistas chinos que informaron de los primeros casos de la covid-19 en Wuhan, así como del acoso, la censura y la intervención de la policía en el caso de los académicos que han cuestionado la narrativa oficial de Pekín con la pandemia.

El secretario de Estado de EE UU, Antony Blinken, ha subrayado, además, que muchos Gobiernos han utilizado la crisis del coronavirus como “pretexto para restringir los derechos y consolidar actuaciones autoritarias”. “Las líneas en cuestiones de derechos humanos van en la dirección equivocada”, apunta.

Por lo que respecta a Rusia, el informe pone el acento en la situación del opositor Alexéi Navalni, encarcelado a la vuelta de Alemania, a donde fue trasladado el año pasado para ser tratado del envenenamiento con Novichok. Según el Departamento de Estado, hay “informes creíbles” que evidenciarían que quien estuvo detrás del envenenamiento de Navalni fue el Servicio de Seguridad Federal de Rusia.

EE UU también ha arremetido con dureza contra Bielorrusia, a cuyas autoridades acusa de llevar a cabo arrestos arbitrarios, palizas y todo tipo de violencia contra los manifestantes que protestan contra el Gobierno de Aleksandr Lukashenko, a quien no duda en definir como líder de “un Estado autoritario”, con una larga lista de abusos de derechos humanos a sus espaldas. “Autoridades a todos los niveles operan generalmente con impunidad y siempre fallan a la hora de perseguir o castigar a los responsables en el Gobierno o las fuerzas de seguridad que cometieron los abusos”, detalla.

Blinken también anunció que el Departamento de Estado planea volver a analizar los temas de salud reproductiva en los informes de cada país. A finales de este año se publicará una adenda al informe que abarcará los temas, incluyendo información sobre la mortalidad materna y la discriminación de las mujeres en el acceso a la salud sexual y reproductiva. La Administración de Donald Trump eliminó estas cuestiones de los informes anuales del Departamento.

La nota también incluye la utilización del término “ocupado” al referirse a Cisjordania, la Franja de Gaza, los Altos del Golán y Jerusalén Este. Bajo la Administración de Trump, el Departamento de Estado abandonó el término “ocupado” al referirse a estos territorios y eliminó los Altos del Golán de los informes de 2018 y 2019 después de que Estados Unidos reconociera la soberanía israelí en ese lugar.

El Departamento de Estado informó ayer, además, que optará a uno de los puestos del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, “en línea con la determinación del presidente Joe Biden de reforzar la diplomacia estadounidense en apoyo de una política exterior centrada en la democracia, los derechos humanos y la igualdad”.



Jamileth