Salud

La Unión Europea incumple todos los objetivos de vacunación que se había marcado para el primer trimestre

2021-04-01

Los datos del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades muestran que apenas el...

Bernardo de Miguel | El País

Bruselas - La Unión Europea ha cerrado el primer trimestre de las campañas de vacunación sin cumplir ni uno solo de los objetivos que se había marcado. Bruselas esperaba llegar al 31 de marzo habiendo vacunado al 80% de la población de más de 80 años y al 80% del personal sanitario. En ambos casos se ha quedado muy lejos de la meta, con solo el 27% de la población más mayor y menos de la mitad de los sanitarios vacunados. La UE tampoco ha podido cumplir el calendario de distribución de dosis previsto, aunque en este caso ha sido por culpa de los fallos de suministro de AstraZeneca que ha entregado 70 millones menos de dosis de lo comprometido. Bruselas confía en relanzar las campañas durante este mes de abril y alcanzar a final del verano el objetivo del 70% de la población adulta vacunada.

Los datos del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) muestran que apenas el 27% de la población de más de 80 años ha recibido las dos dosis necesarias para lograr la inmunidad. Según el ECDC, solo cuatro de los 27 socios de la UE han superado el umbral del 80% (Finlandia, Irlanda, Malta y Suecia) y otros dos (Dinamarca y Portugal) están a punto de lograrlo. En España, que no ha facilitado datos al ECDC, poco más de un tercio de la población de más de 80 años ha recibido las dos dosis y un 70% ha recibido al menos una.

En cuanto al sector sanitario, el ECDC dispone de pocos datos porque solo 13 Estados le han enviado información. Esos datos indican que el 47% del personal sanitario ha sido ya vacunado y en torno al 61% ha recibido la primera dosis.

El lento arranque de las campañas de vacunación ha disparado la inquietud en la mayoría de los Estados miembros, sobre todo, a la vista del ritmo acelerado en otras partes del planeta, en particular en EE UU y el Reino Unido, donde el 50% y el 7,8% de la población, respectivamente, ya ha recibido las dos dosis de la vacuna. En la UE esa cifra se queda a final del primer trimestre en torno al 6%.

“A finales de esta semana, 107 millones de dosis habrán llegado a los Estados miembros”, ha anunciado este jueves la viceportavoz de la Comisión Europea, Dana Spinant. La cifra se queda lejos de los más de 160 millones de dosis previstos inicialmente a pesar de que BioNTech y Moderna, dos de las farmacéuticas contratadas por la Comisión, han cumplido con las entregas prometidas, con 67,5 y 9,8 millones respectivamente. AstraZeneca, en cambio, ha entregado 29,7 millones, muy lejos de los casi 100 millones comprometidos.

La falta de dosis se ha unido a los titubeos de algunas autoridades nacionales sobre el uso de la vacuna AstraZeneca, que en varios países ha sido restringida a ciertos tramos de edad a pesar de que la Agencia Europea del Medicamento la considera segura para todas las edades. La combinación de problemas en torno al laboratorio anglo-sueco ha dejado finalmente a la UE muy lejos de los objetivos que se había marcado en el arranque de las campañas de vacunación, iniciadas el 27 de diciembre.

“Por supuesto, todos sabemos que podría haberse ido mucho más rápido si todas las farmacéuticas hubieran cumplido sus contratos”, lamentó la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, al hacer balance del primer trimestre de campaña durante la cumbre europea celebrada la semana pasada.

“Incremento sustancial de la producción”

A pesar del batacazo inicial, el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, encargado de reconducir las campañas, cree que ya hay “un incremento sustancial de la producción”. Y este miércoles se ha mostrado convencido de que “para mediados de julio estaremos en condiciones de entregar a los Estados miembros dosis suficientes para lograr la inmunidad colectiva, siempre y cuando, por supuesto, que se inyecten”.

La comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides, apunta que “se espera que las entregas se tripliquen en los próximos meses”. Y considera “alcanzable” el objetivo de vacunar al 70% de la población adulta (365 millones de habitantes) antes de final del verano, es decir, 255 millones de personas. Fuentes comunitarias calculan que, a final de junio, en torno al 60% de la población adulta ya estará vacunada en los cuatro Estados de la UE con más habitantes (Alemania, Francia, Italia y España).

La Comisión de Von der Leyen se juega buena parte de su credibilidad en el éxito de unas campañas que son nacionales pero que se han organizado de manera centralizada. El organismo comunitario asumió la tarea de negociar con varias farmacéuticas el precio y número de dosis de las futuras vacunas para lograr que todos los Estados miembros recibieran al mismo tiempo las vacunas, con independencia de su tamaño o riqueza.

Bruselas cerró con éxito esa primera etapa y ha puesto a disposición de los Estados una cartera de vacunas de hasta 2,300 millones de dosis reservadas con cinco laboratorios, de los que cuatro (BioNTech/Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen) ya tienen el producto autorizado y uno (Curevac) está a la espera.

El segundo trimestre, según la Comisión, permitirá elevar sustancialmente el ritmo de distribución, con 200 millones de dosis procedentes de BioNTech/Pfizer, 55 millones de Janssen y 35 millones de Moderna. AstraZeneca volverá a fallar y solo tiene previsto entregar 70 millones de los 180 millones comprometidos. Aun así, Bruselas calcula que los Estados recibirán unos 360 millones de dosis y señala que la de Janssen solo requiere un pinchazo para ser efectiva, lo que contribuirá a acelerar el número de personas vacunadas.

La Comisión recuerda, además, que la UE ha mantenido abiertos los canales de exportación de vacunas, a diferencia de EE UU o el Reino Unido. Bruselas impuso a finales de enero un sistema de control de las exportaciones, pero hasta ahora solo se ha frenado la salida de una partida de un cuarto de millón de dosis de AstraZeneca y se ha permitido el envío a 41 países de un total de 68,3 millones.

Fuentes comunitarias también subrayan el éxito de la vacuna desarrollada por el laboratorio alemán BioNTech en colaboración el estadounidense Pfizer. Su producto, bautizado como Comirnaty, se ha convertido en parte esencial de las campañas de vacunación tanto en la UE como en EE UU y el Reino Unido. El éxito de la novedosa tecnología mARN ha catapultado a BioNTech, que en el último trimestre de 2020 multiplicó por 12 su facturación en relación con el mismo trimestre del ejercicio anterior. La pequeña compañía fundada en 2008 podría convertirse en uno de los mayores éxitos empresariales europeos de los últimos años si la producción y uso de su vacuna no sufre ningún contratiempo.



Jamileth