Salud

Se tensiona sistema sanitario en Buenos Aires y alrededores

2021-04-12

El rebrote también alcanzó al presidente Fernández, quien cursó este...

 

BUENOS AIRES (AP) — Autoridades políticas y centros médicos de la capital argentina y de la provincia de Buenos Aires, la más poblada del país, advirtieron sobre la tensión que afronta el sistema sanitario por el brusco aumento de casos de nuevo coronavirus y consideraron que este es el peor momento de la pandemia.

María Teresa García, ministra de Gobierno del distrito bonaerense, dijo el lunes que el sistema de salud “se está desbordando” debido al rápido crecimiento de contagios en ese territorio que agrupa alrededor del 40% de la población argentina.

La funcionaria provincial remarcó que “la circulación del virus adquirió una velocidad que no tuvo el año pasado”. La pandemia impactó en el país sudamericano en marzo del 2020 y desde entonces ha causado unos 2,5 millones de infectados y más de 57,000 muertos.

“Al ver cómo se comportó la segunda ola en países vecinos como Chile, la desgracia que se vive en Brasil, Paraguay o Uruguay, no hay ninguna razón que indique que no nos va a pasar a nosotros”, afirmó García.

En Argentina circulan varias variantes del virus -como la de Manaos o la de Gran Bretaña- responsables, según las autoridades, de esta segunda ola de contagios que se produce en medio de un lento plan de vacunación.

Pocos días atrás el gobierno del presidente Alberto Fernández comenzó a aplicar nuevas restricciones a la circulación -como toques de queda durante la noche- que médicos e infectólogos consideran insuficientes en un contexto de agudo incremento de casos y hospitalizaciones, sobre todo en Buenos Aires y localidades cercanas de la provincia homónima.

El ministro de Salud bonanerense, Daniel Gollan, señaló la víspera que se está implementando “un sistema de derivaciones permanente, hoy muy estresado, trasladando pacientes de donde se llenan los servicios y descomprimiendo”.

“No es una ola, es un tsunami, pero nos estamos dando cuenta que la altura de la ola del tsunami crece 20 metros por día”, graficó sobre lo que para los expertos es el “peor momento” de la pandemia en Argentina.

En tanto, centros médicos de los sectores de salud privada, pública y de la seguridad social advirtieron acerca de la tensión a la que se enfrenta el sistema sanitario en un comunicado difundido durante el fin de semana.

Indicaron que la ocupación promedio de camas en Buenos Aires y unas cuarenta localidades de los alrededores “alcanza el 69,2%, cuando hace dos semanas era del 56,5%”. Esas cifras promedio “representan que haya ya muchos centros de salud por arriba del 90% de ocupación”, agregaron.

El escenario ha provocado “un incremento exponencial de la ocupación de camas de Unidades de Cuidados Intensivos”, dijeron los firmantes del aviso, quienes demandaron a las autoridades “medidas más drásticas para reducir la escalada en la transmisión” al sostener que a este ritmo “no hay sistema de salud que aguante”.

El rebrote también alcanzó al presidente Fernández, quien cursó este mes la enfermedad aunque de forma leve y pese a estar vacunado con las dos dosis de la vacuna rusa Sputnik V.



aranza