Salud

Crisis del COVID-19 se agrava en India, que bate otro récord

2021-04-30

Naravane dijo que los enfermos pueden acudir al hospital militar más cercano para pedir...

Por ASHOK SHARMA

NUEVA DELHI (AP) — Los contagios por coronavirus volvieron a subir en India el viernes, lo que llevó al Ejército a abrir sus hospitales a civiles en un intento desesperado por controlar una crisis humanitaria de grandes proporciones provocada por la grave escasez de camas, fármacos y oxígeno.

Las autoridades reportaron 386.452 nuevos casos que elevan el conteo nacional a más de 18,7 millones, el segundo peor dato después del de Estados Unidos. El Ministerio de Salud confirmó 3.498 decesos en las últimas 24 horas para un total de 208.330. Los expertos creen que ambas cifras oficiales están por debajo de las reales, pero no está claro en cuánto difieren.

Luchando por encontrar una cama en un hospital, la angustiada población inunda las redes sociales y las aplicaciones de mensajería con conmovedores pedidos de oxígeno médico, medicamentos y plazas en unidades de cuidados intensivos.

El jefe del Ejército indio, M.M. Naravane, se reunió con el primer ministro, Narendra Modi, el jueves para discutir la crisis.

Naravane dijo que los enfermos pueden acudir al hospital militar más cercano para pedir ayuda. Los soldados también ayudarán con oxígeno y vehículos allí donde sea necesario, explicó el gobierno en un comunicado.

En la última semana, India ha superado el récord mundial de infecciones con un promedio de cerca de 350,000 nuevos casos por día. La media diaria de decesos se multiplicó casi por tres en las tres últimas semanas en un reflejo de la gravedad del último brote.

En el estado de Uttar Pradesh, el más poblado del país, una organización de maestros de escuela dijo que más de 550 de sus miembros murieron tras contraer el COVID-19 mientras colaboraban en la celebración de elecciones locales este mes, reportó el diario Times of India.

Los expertos culpan del repunte a nuevas variantes más contagiosas del virus, además de a actos multitudinarios como mítines políticos y festividades religiosas que fueron autorizados. El jueves, millones de personas acudieron a las urnas en Bengala Occidental respetando poco o nada el distanciamiento social.

En la región de Karnataka, en el sur del país, el ministro de Hacienda, R. Ashoka, dijo que cerca de 2,000 pacientes de coronavirus bajo atención domiciliaria apagaron sus celulares y no pueden ser rastrados. La policía está tratando de localizarlos ya que podrían estar buscando su hospitalización por su cuenta, añadió.

En Madhya Pradesh, tres aldeas del distrito de Balaghat recaudaron fondos para convertir edificios en centros de atención de enfermos con COVID-19. Adquirieron concentradores de oxígeno y empezaron a admitir pacientes. Los médicos gubernametales visitan las instalaciones dos veces al día.

India tiene previsto ampliar su renqueante campaña de vacunación para permitir que todos los adultos mayores de 18 años se inmunicen a partir del sábado. Por el momento ha administrado 150 millones de dosis de vacunas, según el Ministerio de Salud.

Desde enero, cerca del 10% de la población ha recibido una dosis de la vacuna, pero apenas el 15% tiene las dos necesarias, aunque India es uno de los mayores productores mundiales de vacunas.



JMRS