Nacional - Política

López Obrador da un giro a la gestión de los programas sociales y releva a uno de sus hombres fuertes

2021-06-25

La salida de García a 20 días de la derrota de Morena en la ciudad, donde...

Georgina Zerega | El País

México - Uno de los hombres fuertes del presidente ha dejado el Poder Ejecutivo. Gabriel García Hernández era, hasta hace unas semanas, un bastión en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Estaba al mando de la Coordinación General de Programas para el Desarrollo, uno de los organismos más importantes en la política social del presidente y con uno de los presupuestos más generosos en plena política de austeridad. García Hernández, que coordinaba además a los superdelegados en los 32 Estados, retomará su banca en el Senado. Su lugar será ocupado por Carlos Torres Rosas, secretario técnico de la Oficina de Presidencia, que absorberá las responsabilidades en un cargo que fusionará los dos puestos.

“Gabriel [García] decidió regresar al Senado, ayuda mucho, y lo va a sustituir quien me ha venido ayudando como secretario técnico de la Presidencia, Carlos Torres”, ha anunciado López Obrador este viernes en su conferencia matutina cuando se le preguntó por qué se tomó esta decisión. La salida de García a 20 días de la derrota del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la ciudad, donde movía gran parte de su poder político, despierta sospechas sobre la relación de los resultados electorales con el remplazo. El ahora excoordinador de los programas sociales tenía mucho peso en la capital, donde había promovido a sus allegados, como en el caso de Víctor Romo, el alcalde de Miguel Hidalgo por Morena que perdió la reelección el pasado 6 de junio.

“Es un relevo”, ha dicho el presidente cuando se le cuestionó el motivo. “Gabriel García es un profesional con convicciones, precursor de este movimiento de transformación. Es senador de la República, y su suplente, Alejandro Peña, va a estar en actividades partidistas, decidió eso, entonces se perdería el espacio en el Senado”, ha agregado. Se trata del segundo cambio que hay en el Ejecutivo en apenas unos días. El lunes pasado el presidente relevó a la secretaria de Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, también bajo sospecha de ser un ajusto poselectoral.

Los planes sociales representan uno de los ejes de la política de López Obrador. La Coordinación General de Programas para el Desarrollo nuclea a más de 20,000 servidores de la nación, un ejército de jóvenes militantes que participan en la organización y distribución de los recursos destinados a las decenas de programas del Gobierno, como el plan nacional de vacunación contra la covid-19. Cuenta además con un presupuesto de alrededor de 300,000 millones de pesos anuales. García además tenía a su cargo a los 32 superdelegados, los representantes del Ejecutivo federal en los Estados. Todo eso se fusionará ahora con la Secretaría Técnica de la Presidencia.

Carlos Torres, el nuevo elegido del presidente, es un hombre de 34 años que llegó al Gobierno de la mano de Alfonso Romo, el exjefe de la Oficina de Presidencia. Estudió Administración de Empresas en la Universidad de Bath, en Inglaterra, y su única experiencia laboral previo a entrar en política fueron menos de tres años como administrador de la empresa alimenticia Fairlife, propiedad de Coca Cola. Tanto su cercanía con Romo, como la amistad que tiene con uno de los hijos de López Obrador, Andrés López Beltrán, se han vuelto tema de debate desde que se anunció su nombramiento.

García regresa por su parte al Senado, donde Morena es liderado por otro de sus hombres fuertes, Ricardo Monreal. “El senador Gabriel García Hernández a lo largo de su actividad pública ha demostrado ser un profesionista de gran experiencia, inteligencia y vocación social. Le damos la bienvenida al grupo parlamentario cuando desee incorporarse; siempre será de mucha utilidad para la República”, ha publicado el senador Monreal en su cuenta de Twitter tras conocerse la noticia. Los ojos estarán puestos ahora en la tensión que puedan generar los dos líderes del partido dentro de la cámara alta.



Jamileth