Salud

Cerca de la mitad de la población australiana está confinada tras ponerse en cuarentena

2021-06-30

Joyce volvió recientemente al cargo, tras su dimisión en 2018 tras las acusaciones de...

 

MADRID, 29 (EUROPA PRESS) - Cerca de la mitad de la población australiana estará confinada desde este martes, tras ponerse en cuarentena una cuarta capital regional del país Brisbane, ante el aumento de los casos de coronavirus.

La capital de Queensland, Brisbane, y zonas del sureste de este estado, además de zonas de la ciudad de Townsville, Palm Island y Magtenic Island, comenzarán este martes a las 18.00 horas (hora local) una cuarentena.

La primera ministra de Queensland, Annastacia Palaszczuk, ha anunciado este confinamiento que se espera duré hasta las 18.00 horas del viernes, por lo que será un "bloqueo rápido", todo ello con el objetivo de contener la propagación de la variante delta del coronavirus.

"No solo estamos combatiendo un brote, nos estamos enfocando en un número y hoy ha salido a la luz más información. Ahora estamos lidiando con múltiples escenarios y es hora de que actuemos y actuemos rápido", ha aseverado.

Este estado es el cuarto en apostar por el confinamiento, después de Nueva Gales del Sur, el Territorio Norte y Australia Occidental, según informa el portal australiano 'News'. Así, Brisbane es la cuarta capital regional tras Sidney, Perth y Darwin.

Este confinamiento supone el permiso para salir del domicilio solo en situaciones esenciales como hacer la compra o ejercicios, además de la limitación de aforos o cierres de establecimientos.

Con más de doce millones de australianos bajo restricciones, el país lucha por contener brotes locales, mientras ha sumado 25 nuevos casos locales en la última jornada y tiene 270 casos activos. Desde que estalló la pandemia, Australia ha acumulado 30.560 positivos y 910 decesos a causa de la COVID-19, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, anunció durante la noche del lunes cambios en el programa de vacunación contra el coronavirus, que quedará abierto a todos los mayores de 40 años que quieran solicitar ser inoculados con el fármaco desarrollado por AstraZeneca, recomendado en el país para los mayores de 60 años.

Pfizer es la vacuna recomendada para los menores de 60 años, si bien Morrison ha destacado que este consejo es más bien "una preferencia". "El consejo no evita que las personas de menos de 60 años reciban la vacuna de AstraZeneca", ha explicado el primer ministro, quien se encuentra en cuarentena.

"Si desean recibir la vacuna de AstraZeneca, les animo a ir a discutirlo con su doctor personal", ha resaltado. "Ya hemos hecho los anuncios correspondientes para apoyar estas consultas adicionales para que puedan tener esta conversación", ha remachado, según ha informado la cadena de televisión australiana ABC.

Por otra parte, el vice primer ministro australiano, Barnaby Joyce, ha sido multado por no usar mascarilla, en violación de la normativa sanitaria, según ha confirmado la Policía de Nueva Inglaterra. Joyce fue multado el lunes en una gasolinera en la localidad de Armidale.

El subcomisario de la Policía Gary Worboys ha indicado que Joyce recibió una multa de 200 dólares australianos (cerca de 127 euros) y ha agregado que los agentes fueron al lugar después de que uno de los presentes avisara a la Policía de que el vice primer ministro estaba violando la normativa.

En este sentido, ha manifestado que los agentes "adoptarán medidas" ante este tipo de situaciones y ha añadido que "el incidente en Armidale es una clara prueba de que la Policía investigará y actuará" ante las denuncias ciudadanas, según ABC.

Joyce volvió recientemente al cargo, tras su dimisión en 2018 tras las acusaciones de acoso sexual vertidas contra él, que rechazó en todo momento. La investigación interna se saldó sin conclusiones y el entonces primer ministro, Malcolm Turnbull, a aprobar un código ministerial que prohíbe a los ministros mantener relaciones con su personal.



aranza