Salud

Argentina evaluará combinación de vacunas

2021-07-01

Al ser consultado cuándo se concretará esta iniciativa ante el riesgo de que la...

 

BUENOS AIRES (AP) — Las autoridades argentinas estudiarán la viabilidad de la combinación de distintas dosis de vacunas contra el nuevo coronavirus para completar los esquemas de vacunación en medio de una segunda ola y ante el temor de que la variante Delta se expanda en el país.

El Ministerio de Salud convocó a investigadores de las provincias de Buenos Aires, San Luis y Córdoba y de la capital argentina para comenzar un estudio sobre eficacia, inmunogenicidad y seguridad de la combinación de dosis de vacunas contra COVID-19, dijo un comunicado de esa cartera.

“Hacemos esta convocatoria para poder contar con todas las miradas posibles... para dar una respuesta científica, sólida y transmitir tranquilidad a la población en un momento de mucha incertidumbre”, afirmó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en la primera reunión con investigadores para diseñar la investigación e iniciar el estudio en las próximas semanas.

El estudio también servirá para evaluar si se requiere aplicar refuerzos de inmunizantes en un futuro.

La alcaldía de Buenos Aires anunció por su parte que realizará un estudio con voluntarios mediante la combinación de la vacuna rusa Sputnik V con las de los laboratorios AstraZeneca y Sinopharm.

Fernán Quirós, ministro de Salud de la capital argentina, indicó a Radio Mitre que, para realizar el ensayo, las autoridades convocarán al azar a quienes hayan recibido la primera dosis de la Sputnik V en momentos en que aumenta la preocupación por la lenta llegada de las segundas dosis de la vacuna rusa al país sudamericano. Ambos componentes son distintos.

En la capital argentina unas 70,000 personas recibieron el primer componente de la Sputnik V hace tres meses y les correspondería recibir el segundo, mientras que a nivel nacional son más de 300,000 las que están esperando en estas fechas el reforzamiento de su vacunación en medio del invierno austral y de la segunda ola de casos de COVID-19 que, aunque ha amainado levemente, sigue generando preocupación.

Argentina suma unos 4,4 millones de infectados y más de 94,000 fallecidos a causa del coronavirus. La vacuna rusa fue la primera en aplicarse desde diciembre y luego se sumaron las de AstraZeneca y Sinopharm.

Quirós dijo que quienes hayan recibido el primer componente de la Sputnik V serán invitados de forma aleatoria “a que reciban AstraZeneca, Sinopharm o Sputnik componente 2”.

Según el funcionario, hay 70,000 personas “que han cumplido el tercer mes (de inmunización con la primera dosis del inoculante ruso), pero vamos a ofrecerle a gente que incluso tengan cuatro semanas de la vacuna... así que los candidatos son muchos más”.

Al ser consultado cuándo se concretará esta iniciativa ante el riesgo de que la variante Delta se expanda en Argentina, Quirós indicó que podría ser a mediados de agosto.

El ministro capitalino señaló que en otras partes del mundo “en general el cruce de vacunas es seguro y eficaz”. Luego de realizada la combinación, ”el ensayo requiere de un control a las dos semanas para analizar el grado de inmunidad en cada persona“, acotó.

En tanto, Marcelo Figueiras, el presidente de Laboratorios Richmond, que comenzó a producir recientemente la Sputnik V en Argentina, dijo a Radio Con Vos que la próxima semana unas 450,000 dosis del primer componente estarían disponibles para su aplicación y a partir de agosto serán producidas más de un millón de dosis del segundo componente mensualmente.

Figueiras acotó que los lotes con el segundo componente deben ser aprobados por el Centro Gamaleya de Rusia antes de su distribución, de la misma forma que fueron avalados los que contenían el primer componente.

Mientras la fabricación de la Sputnik V a nivel local avanza, el gobierno del presidente Alberto Fernández logró agilizar en los últimos días la llegada desde Rusia de ambas dosis de la vacuna, aunque los infectólogos advierten que el plan de inmunización debe ganar velocidad.



aranza