Internacional - Población

El tiempo complica la lucha contra el fuego en oeste de Estados Unidos

2021-07-19

Los meteorólogos esperaban un tiempo especialmente peligroso para los incendios al menos...

 

BLY, Oregon, EU (AP) — Vientos erráticos y bosques secos en Oregon aumentaban el lunes el riesgo para los bomberos que combatían el mayor incendio forestal de Estados Unidos, uno de las docenas de fuegos que arden en varios estados del oeste del país.

El destructivo incendio Bootleg está considerado como uno de los más grandes en la historia moderna de Oregon y se extendía más de 1.210 kilómetros cuadrados (476 millas cuadradas), una zona del tamaño de Los Ángeles. El incendio, justo al norte de la frontera con California, estaba contenido en un 25%.

Los meteorólogos esperaban un tiempo especialmente peligroso para los incendios al menos hasta el lunes, con posibilidad de rayos tanto en California como en el sur de Oregon.

“Con el material combustible muy seco, cualquier tormenta eléctrica tiene el potencial de encender nuevos fuegos”, señaló en Twitter el Servicio Nacional de Meteorología en Sacramento, California.

Ya se habían emitido órdenes de evacuación para miles de personas, incluidos unos 2,000 residentes de una zona mayormente rural de lagos y zonas protegidas cerca del incendio, que ha calcinado 67 viviendas y 100 estructuras, y amenaza a muchas más.

Unas condiciones extremadamente secas y olas de calor asociadas al cambio climático han castigado a la región y han hecho más difícil la lucha contra las llamas. El cambio climático ha hecho el Oeste de Estados Unidos mucho más cálido y seco en los últimos 30 años, y continuará haciendo el tiempo más extremo y los incendios más frecuentes y destructivos.

Los bomberos dijeron en julio que afrontaban condiciones más habituales del final del verano o el otoño.

Los pyrocumulus, o nubes de fuego, complicaron el domingo los esfuerzos contra el incendio Dixie en el norte de California. Además, las llamas se expandieron a zonas remotas en terreno escarpado de más difíciles de acceso, según las autoridades. Se emitieron nuevas órdenes de evacuación en poblaciones rurales cerca del Cañón del Río Feather.

El incendio Dixie estaba contenido en un 15% y cubría 74 kilómetros cuadrados (29 millas cuadradas). El incendio estaba al nordeste de la población de Paradise, California. Los sobrevivientes de ese espantoso incendio, que mató a 85 personas, veían el fuego con preocupación.

Un creciente fuego al sur del lago Tahoe cruzó una autopista, lo que provocó más órdenes de ampliación, el cierre del Pacific Crest Trail y la cancelación de una carrera de bicicletas en Sierra Nevada.

El incendio de Tamarack, iniciado por rayos el 4 de julio, había quemado unos 74 kilómetros cuadrados (28,5 millas cuadradas) en terrenos llenos de arbustos y madera seca para el domingo por la noche. El fuego amenazaba a Markleeville, una pequeña población cerca de la línea entre California y Nevada. Ha destruido al menos dos estructuras, según las autoridades.

Hay unos 70 incendios activos y áreas donde se entremezclan varios. Por ahora han consumido casi 4.297 kilómetros cuadrados (1.659 millas cuadradas) en Estados Unidos, indicó el Centro Nacional Interagencial de Bomberos. El Servicio Forestal federal señaló que al menos 16 incendios grandes ardían tan sólo en la región noroccidental adyacente al Pacífico.



aranza