Salud

Se agilizan segundos componentes de Sputnik V en Argentina

2021-08-11

El país ha aplicado una primera dosis de distintas vacunas a 26,3 millones de personas y dos...

 

BUENOS AIRES (AP) — Después de varios retrasos, más de 600,000 dosis del segundo componente de la vacuna rusa Sputnik V comenzaron a distribuirse el miércoles en Argentina mientras que más de 150,000 producidas localmente serán repartidas próximamente en un intento del gobierno por avanzar en la vacunación completa antes de que la variante Delta se propague en el país.

Las 600.150 dosis del segundo componente del inoculante ruso que llegaron al país se distribuirán entre el miércoles y jueves en las 24 jurisdicciones del país. La provincia de Buenos Aires, la más grande y poblada, recibirá más cantidad: 231,600, indicó un comunicado del Ministerio de Salud.

El suministro de la Sputnik V, que en diciembre fue el primer inmunizante en aplicarse en Argentina, ha sufrido retrasos en varias ocasiones por parte de Rusia, donde las autoridades han admitido la prioridad de vacunar a su población. En julio el gobierno argentino hizo un reclamo a su par ruso por el componente dos en momentos en que aumentaba la preocupación por la eventual propagación de la contagiosa variante Delta en el país.

El equipo ruso encargado de la Sputnik V dijo después en un comunicado que en agosto “se resolverán por completo todos los retrasos temporales” en la entrega del segundo componente a partir de “acuerdos de producción con fabricantes de 14 países”. Agregó que además se duplicará la capacidad de fabricación en septiembre “gracias a la asociación con grandes firmas”.

En ese contexto, la ministra de Salud argentina Carla Vizzotti recibirá el jueves más de 150,000 dosis del componente 2 de Sputnik V y unas 995,000 dosis del componente 1 terminadas localmente en Laboratorios Richmond, de capitales argentinos, para su distribución. La partida fue autorizada por el Centro Gamaleya de Rusia.

Más de seis millones de personas se vacunaron en el país sudamericano con la primera dosis de la Sputnik V y aguardan una segunda dosis. El sistema se basa en dos vectores adenovirales humanos diferentes para dos inyecciones.

Ante los retrasos, el gobierno del presidente Alberto Fernández autorizó la combinación de vacunas y recientemente las personas que habían recibido una primera dosis de la Sputnik V comenzaron a completar su esquema de inmunización con inoculantes de los laboratorios AstraZeneca y Moderna.

Argentina ha registrado hasta ahora más de cinco millones de contagios y unos 108,000 fallecidos por COVID-19.

El país ha aplicado una primera dosis de distintas vacunas a 26,3 millones de personas y dos dosis a unas 9 millones de una población de unos 45 millones. Los inoculantes aplicados son Sputnik V y los de los laboratorios Sinopharm, AstraZeneca y Moderna. Días atrás arribó un primer lote de CanSino.

El gobierno señaló que el objetivo es lograr que el 60% de la población mayor de 50 años cuente con el esquema completo de vacunación en agosto ante el riesgo que supone la variante Delta. Por ahora se han detectado cerca de un centenar de casos, de los cuales la inmensa mayoría son viajeros y relacionados con estos últimos, pero se considera inminente la circulación comunitaria.



aranza