Deportes

El final del silencio del Camp Nou

2021-08-16

El público regresó al Camp Nou, pero Messi ya no está. Y alguno se acordaron...

 

Barcelona, 15 ago (EFE).- Con la presencia de la afición azulgrana en el inicio de Liga ante la Real Sociedad finalizó 1 año, 5 meses y 8 días de silencio obligado por la pandemia en un Camp Nou que ha visto cómo durante este tiempo la entidad vivía una crisis deportiva, institucional y económica que ha tenido como último episodio la traumática marcha de Leo Messi al PSG.

El destino ha querido que el rival en la reapertura para el público fuese el mismo que el de aquel 7 de marzo de 2020, cuando Leo Messi dio los tres puntos al Barça con un gol desde el punto de penalti en el minuto 81.

Nadie hubiese imaginado jamás que aquella sería la última vez que los aficionados (entonces fueron 77.035) verían jugar de forma presencial al futbolista argentino en el feudo azulgrana. Tampoco que pasaría prácticamente un año y medio hasta que el público pudiese regresar al Camp Nou.

Finalmente, han sido 20.384 espectadores los que han asistido al Barça-Real Sociedad, quienes han tenido que cumplir con la distancia de seguridad de un metro y medio y la obligación de no moverse ni levantarse de sus asientos más que para ir al lavabo y de llevar mascarilla durante todo el encuentro.

En un primer momento, el club azulgrana previó que las entradas disponibles para los socios abonados se agotarían y hasta se informó de la posibilidad de tener que hacer sorteo para decidir los afortunados.

Pero tan solo 15.280 abonados pidieron asistir al partido y, así, el resto de destinadas a los aficionados (unas 2,500) se pusieron a disposición de los socios sin abono y del público en general. El 15% restante se reservó para compromisos y acuerdos comerciales del club.

Además, el Barça informó el viernes que reducía el máximo aforo permitido de 30,000 espectadores (un 30% de la capacidad total del Camp Nou) a un máximo de 22,000 para que fuese posible cumplir con la distancia de seguridad de un metro y medio en todo el recinto.

Otras medidas sanitarias que ha tenido que cumplir el club han sido la creación de espacios sectorizados de un máximo de 3,000 espectadores para evitar los encuentros con personas ubicadas en otros sectores del estadio y la obligación de cerrar los servicios de restauración.

El aficionado no ha podido disfrutar del habitual 'bocata' de la media parte en un partido que ha discurrido durante la hora de la cena. La normativa tan solo permite el consumo de agua, algo indispensable ante las altas temperaturas que está viviendo estos últimas días la ciudad de Barcelona. Por este motivo el club habilitó un servicio de venta ambulante de botellas de agua.

Hoy, no hubo el típico reencuentro entre vecinos de asiento en el primer partido de Liga en el Camp Nou, para comentar cómo fueron las vacaciones y qué expectativas tienen depositadas en el equipo para el nuevo curso.

Pero la afición, nostálgica de la liturgia del estadio, se esmeró en corear el nombre de Messi en el minuto 10, gritar '¡Independencia!' en el 17 y corear el nombre de Piqué, agradeciéndole haberse bajado el sueldo para salvar el 'fair-play' financiero del club, cuando este inauguraba el marcador dos minutos después.

Los seguidores culés, con ganas de animar, han podido disfrutar de un partido en el que el equipo ha puesto de su parte desde el principio para contagiar a una afición que hoy vino con ganas desde el primer minuto.

El público regresó al Camp Nou, pero Messi ya no está. Y alguno se acordaron de ello coreando algunos insultos contra el PSG. Nada será lo mismo en el Barça a partir de ahora.

Este sábado el crack de Rosario saludó por primera vez a sus nuevos aficionados en un Parque de los Príncipes con un lleno absoluto de 48,000 espectadores y un ambiente eufórico que no le quitó la sonrisa en ningún momento.

En la capital catalana, aún queda lejos la 'nueva normalidad', pero este domingo, en el coliseo azulgrana, se dio un pasó más, para superar el silencio que ha provocado la pandemia y la ausencia del futbolista más determinante de la historia de la entidad.



aranza