Internacional - Seguridad y Justicia

Detalles incompletos de Rusia complican cobertura de medios

2022-02-25

Las cadenas de noticias interrumpieron su programación del jueves por la tarde para...

Por DAVID BAUDER

NUEVA YORK (AP) — Luego de que la invasión de Rusia a Ucrania fuera una posibilidad siniestra durante meses, ahora se desarrolla con poca información confiable de los atacantes. Muchos reporteros dependen de audios y videos esporádicos de bombas que estallan a la distancia y detalles de la inteligencia ucraniana y estadounidense para tratar de contar la historia.

Matthew Chance, periodista de CNN, recibió una pista de una fuente ucraniana y él y un equipo se dirigieron rápidamente a un aeropuerto a unos 32 kilómetros (20 millas) de la capital, Kiev.

Los rusos habían atacado, pero cuando Chance llegó, se le informó que los ucranianos habían recuperado el control del aeropuerto. Se acercó a unos soldados que custodiaban las puertas para confirmarlo y le dijeron que estaba equivocado.

Pensó que estaba hablando con ucranianos, pero eran rusos. “Nos habíamos topado con la posición avanzada de las fuerzas especiales aerotransportadas rusas que habían sido desplegadas hace un par de horas para tomar el aeropuerto”, dijo Chance a The Associated Press.

Chance se compuso lo suficiente como para pedir permiso para hacer un reportaje en vivo. Lo autorizaron, pero le dijeron que mejor se diera prisa.

La información rusa es difícil de obtener y no se considera confiable. Charlie D’Agata de CBS News dijo que la cadena informativa a veces podía cotejar detalles con fuentes rusas.

“Tenemos que tomar eso con pinzas porque la máquina de propaganda del lado ruso se ha desatado durante las últimas semanas”, agregó D’Agata, “y a veces es difícil para nuestros periodistas descifrar lo que es correcto y lo que está mal”.

La corresponsal de ABC News, Martha Raddatz, dijo que las fuentes ucranianas y, en particular, la inteligencia estadounidense, han sido una fuente sólida de información sobre los movimientos rusos mientras ocurren.

La información del Ministerio de Defensa ruso es esporádica y ocasionalmente defensiva. Un anuncio del jueves dijo que se estaban atacando objetivos militares y no civiles.

En retrospectiva, una nueva regulación rusa adoptada hace varios meses fue a la vez escalofriante para los periodistas y un indicio de lo que estaba por venir. La regulación volvió ilegal que alguien no registrado como agente extranjero en Rusia revelara información, como movimientos de tropas o posiciones, a cualquier entidad extranjera.

La información de Moscú que llevó al conflicto se consideró sospechosa porque era evidente que gran parte de ella fue grabada con anticipación, recalcó Trey Yingst, reportero de Fox News en Kiev.

“Todos los conflictos son impredecibles y este lo es particularmente”, comentó Douglas Jehl, editor de noticias internacionales de The Washington Post.

Mientras los medios de comunicación intentan hacerse una idea de lo que estaba sucediendo en Ucrania, las redes sociales se han inundado con imágenes descontextualizadas y falsas, lo que aumenta la confusión.

Publicaciones de Facebook y Twitter que pretendían mostrar los ataques de Rusia contra Ucrania en realidad mostraban eventos diferentes, desde la explosión de un almacén en China en 2015 hasta los ataques aéreos israelíes en la Franja de Gaza en 2021. También se han compartido imágenes de videojuegos como reales, acumulando millones de visitas en todas las plataformas.

En algunos casos, la responsabilidad de la difusión de videos e imágenes tergiversados recae en los propios medios de comunicación. El Kyiv Post, un periódico ucraniano, tuiteó una imagen de hace casi 30 años de un avión consumido por las llamas durante una exhibición aérea en Reino Unido, con la afirmación falsa de que representaba un avión ruso derribado por Ucrania. La publicación fue eliminada más tarde por violar las reglas de Twitter.

Las cadenas de noticias interrumpieron su programación del jueves por la tarde para transmitir un mensaje del presidente estadounidense, Joe Biden.

Organizaciones de noticias como The Associated Press, The New York Times y Washington Post mantienen segmentos similares a teletipos, que mezclan noticias con observaciones sobre cómo el conflicto afecta a los ciudadanos de Ucrania.



aranza