Internacional - Seguridad y Justicia

Refugiados rohinya celebran declaración de Estados Unidos de genocidio

2022-03-22

Estados Unidos decidió el lunes calificar la represión como genocidio en base a los...

Por JULHAS ALAM

DACA, Bangladesh (AP) — Los refugiados rohinya en Bangladesh celebraron el lunes el anuncio de Estados Unidos de que considera genocidio la represión violenta de su grupo étnico, de mayoría musulmana, en Myanmar.

A medida que la noticia del anuncio del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, se extendía por los inmensos campamentos habilitados en el distrito de Cox’s Bazar, que albergan a alrededor de un millón de rohinya, muchos residentes expresaron su entusiasmo.

“Estamos muy contentos con la declaración de genocidio; muchas muchas gracias”, afirmó Sala Uddin, de 60 años, que vive en el campo de Kutupalong.

“Hace 60 años, desde 1962, que el gobierno de Myanmar nos tortura a nosotros y a muchas otras comunidades, incluyendo la rohinya”, agregó. “Creo que con la declaración se ha abierto un camino para que la comunidad internacional tome acciones contra Myanmar”.

Estados Unidos decidió el lunes calificar la represión como genocidio en base a los relatos confirmados de atrocidades masivas contra los civiles por parte del ejército del país en una campaña generalizada y sistemática contra los rohinya, dijo Blinken en un discurso en el Museo del Holocausto estadounidense.

Imtiaz Ahmed, director del Centro de Estudios sobre Genocidio de la Universidad de Daca, dijo que la declaración era “un paso positivo”, pero que sería importante ver qué acciones y “pasos concretos” vendrán.

“Decir que en Myanmar se ha cometido genocidio contra los rohinya no es suficiente. Creo que tenemos que ver qué sigue a esa declaración”, añadió.

Según Ahmed, es demasiado pronto para decir cómo va a repercutir esto en el reconocimiento de los refugiados rohinya, a quienes durante años se les ha negado la ciudadanía en Myanmar, y las preguntas fundamentales sobre cómo y cuándo podrán regresar a su país siguen abiertas.

El siguiente paso podrían ser duras sanciones económicas de Washington a Myanmar, agregó señalando que es igual de importante ver si Estados Unidos se interesa en respaldar a la Corte Penal Internacional de La Haya, donde Myanmar está siendo juzgada a pedido de Gambia.

El gobierno de Myanmar está sometido ya a varias sanciones estadounidenses luego del golpe de Estado militar que sacó del poder al gobierno electo en febrero de 2021. Miles de civiles han sido asesinados y encarcelados en todo el país como parte de la represión, todavía en marcha, contra quienes se oponen al mandato de la junta militar.

En Bangladesh viven en la actualidad más de un millón de refugiados rohinya. Más de 700,000 huyeron de su país, de mayoría budista, a los campos de refugiados bangladesíes desde agosto de 2017, cuando el ejército birmano lanzó una operación para expulsarlos tras los ataques de un grupo rebelde.

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, ha dicho repetidamente que su repatriación a Myanmar es la solución a la crisis, pero que su país no les obligará a marcharse.



Jamileth