Internacional - Población

Tormenta se aproxima a Luisiana, Mississippi y Alabama

2022-03-22

En las zonas afectadas podrían surgir intensos tornados, incluyendo las ciudades de Baton...

 

DALLAS (AP) — Un sistema de tormentas que dejó extensos daños y algunos heridos a su paso por Texas está avanzando el martes a Luisiana, Mississippi y Alabama, donde posiblemente desencadenará un “brote regional de clima extremo”, informó el Centro de Predicción de Tormentas de Estados Unidos.

En las zonas afectadas podrían surgir intensos tornados, incluyendo las ciudades de Baton Rouge y Jackson, Mississippi, señalaron los meteorólogos.

Las autoridades estatales y federales de Luisiana les recordaron a miles de sobrevivientes del paso de distintos huracanes que viven en casas rodantes proporcionadas por el gobierno y en remolques de vehículos recreativos que tengan listo un plan de evacuación, ya que las estructuras podrían no soportar el clima previsto.

Más de 8,000 familias viven en este tipo de instalaciones temporales, dijo Bob Howard, portavoz de un centro conjunto de información para la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus iniciales en inglés) y la Oficina del Gobernador para la Seguridad Nacional y Preparación para Emergencias de Luisiana.

En un comunicado conjunto, las agencias señalaron que las inundaciones podrían causar los mayores daños.

“Podrían registrarse episodios constantes de fuertes precipitaciones sobre las mismas zonas, aumentando el riesgo de inundación”, señaló el comunicado. “Trasládese a zonas más elevadas si escucha advertencias de inundación”.

Casi 1,800 familias que viven en remolques proporcionados por la FEMA no han podido volver a sus casas, las cuales sufrieron daños o quedaron destruidas por el paso de los huracanes Laura y Delta en 2020, según un comunicado de prensa emitido la semana pasada. Se habilitaron otros 1,600 remolques para las familias desplazadas por el huracán Ida, dijo Howard, y Luisiana ha instalado más de 4,400 casas rodantes para las víctimas de Ida como parte de un programa de prueba financiado por la FEMA.

Cualquier persona que viva en una residencia temporal estatal o de la FEMA necesita mantener su celular encendido y con la batería completamente cargada, el volumen en su nivel más alto y con las alertas de clima extremo activadas, indicaron las agencias.

“Se prevé que el peligro alcance su mayor nivel en la noche”, añadieron.



Jamileth