Consultorio Médico

¿Cuánto duran los síntomas? ¿Cuándo hay que hacerse la prueba? Una cronología de la convalecencia de la covid

2022-04-28

Al igual que las anteriores variantes de coronavirus, la BA.2 puede ser tremendamente imprevisible...

Por Knvul Sheikh | The New York Times

La BA.2, una subvariante altamente contagiosa de la variante ómicron, ha causado la preocupación de las autoridades de salud al convertirse en la versión dominante del coronavirus en todo el mundo. Hasta ahora, los indicios apuntan a que la BA.2 es entre un 30 por ciento y un 80 por ciento más transmisible que la variante ómicron original, y los casos ya están aumentando en varias regiones de Estados Unidos.

Aunque disponemos de herramientas para prepararnos para un incremento de casos —vacunación, pruebas frecuentes, cubrebocas de alta calidad y distanciamiento social—, a los expertos les preocupa que la capacidad del público para cumplir las medidas de precaución esté disminuyendo. Y todavía puede ser confuso saber qué esperar de una infección por covid. ¿Cuándo hay que hacerse la prueba? ¿Cuánto durará la infección? Al igual que las anteriores variantes de coronavirus, la BA.2 puede ser tremendamente imprevisible en cuanto a su cronología y gama de síntomas.

Para complicar aún más las cosas, no sabrás con seguridad si estás lidiando con la subvariante BA.2 o con la variante ómicron original. “No es algo que se reporte clínicamente”, afirma Stuart Ray, especialista en enfermedades infecciosas de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore. Pero independientemente de la subvariante que tengas, puedes aplicar el mismo curso de acción, dijo Ray. Hay que marcar el calendario y hacer pruebas al primer signo de enfermedad, hacer un seguimiento de los niveles de oxígeno con un oxímetro de pulso y estar atento a los signos de que la infección se está agravando, como la dificultad para respirar o los dolores en el pecho.

Los primeros datos indican que la BA.2 no enferma más que la variante ómicron, que a su vez era menos grave que la variante delta. Pero cada paciente es diferente, dijo Ray, y aunque la mayoría tiene una enfermedad leve y se recupera en aproximadamente una semana, es posible enfermar seriamente con la BA.2. Al igual que la original, la BA.2 es capaz de burlar las defensas inmunitarias, incluso si estás vacunado y ya tomaste tu refuerzo.

Esto es lo que debes saber en cada fase de la infección.

Cuándo —y con qué frecuencia— hacerse la prueba de COVID-19

Al igual que la variante ómicron, BA.2 avanza con rapidez y las personas que desarrollan síntomas pueden empezar a sentirse mal dos o tres días después de la exposición al coronavirus, según Aubree Gordon, epidemióloga de la Universidad de Michigan. Algunos de los primeros síntomas pueden ser muy similares a los de un resfriado o una gripe, e incluyen dolor de garganta, congestión nasal, tos o fiebre. Algunas personas también informan de una pérdida de gusto u olfato, dolores musculares, dolores de cabeza, problemas gastrointestinales y erupciones cutáneas. “Yo me haría la prueba en cuanto tuviera algún síntoma”, dijo Gordon.

Si usas una prueba casera y obtienes un resultado negativo, debes seguir tomando precauciones y volver a realizarte la prueba entre 24 y 48 horas después, dijo Gordon. Puede ser que el virus no haya alcanzado todavía los niveles detectables en una prueba rápida. Si los síntomas persisten y el resultado de la prueba en casa sigue siendo negativo unos días más tarde, es posible que quieras hacerte una prueba PCR en el laboratorio, que es más sensible a la hora de detectar rastros del coronavirus.

Incluso si ya estás vacunado y te pusiste el refuerzo, tus anticuerpos protectores pueden disminuir con el tiempo, haciéndote vulnerable a una infección. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) autorizó una segunda dosis de refuerzo para los adultos mayores y para quienes padecen enfermedades subyacentes que los ponen en alto riesgo de contraer una enfermedad grave. Y, aunque un combate reciente con la variante ómicron puede proporcionar cierta inmunidad, es posible volver a contagiarse con la nueva versión.

Un resultado positivo en una prueba rápida de antígenos puede proporcionar información importante sobre cuándo se puede contagiar a otras personas. Si tienes un riesgo elevado, también es fundamental que te hagas la prueba y consultes con un médico en las primeras fases de la enfermedad para poder optar por las pastillas antivirales o al tratamiento con anticuerpos monoclonales, que deben tomarse en los cinco días siguientes a la aparición de los síntomas.

Cuánto tiempo se tarda en recuperarse

Aunque los primeros síntomas de la COVID-19 siguen siendo bastante similares en las distintas variantes, lo que ha cambiado es el curso de la enfermedad, según Roy Gulick, jefe de enfermedades infecciosas del NewYork-Presbyterian/Weill Cornell Medical Center. Algunos pacientes no desarrollan más que síntomas leves, mientras que otros ven cómo la fiebre u otros síntomas empiezan a mejorar unos cinco o seis días después del comienzo de la enfermedad, dijo. El periodo entre los días cinco y diez es crítico cuando se tiene COVID-19 porque algunas personas pueden experimentar un cambio a peor justo en ese momento.

“La principal razón por la que hospitalizan a la gente es la falta de aliento y el bajo nivel de oxígeno en la sangre”, explica Gulick. Si notas cualquiera de estos síntomas, especialmente una semana después de enfermar, busca atención médica de inmediato.

Por fortuna, las personas infectadas con la variante ómicron tienen menos probabilidades de necesitar hospitalización que en anteriores oleadas de coronavirus, dijo Gulick. “Si alguien es hospitalizado, estamos viendo que tiende a serlo con una enfermedad más leve y que se queda menos días en el hospital”, dijo. “Y también el riesgo de progresión mientras está en el hospital es menor en comparación con las variantes previas”.

Dicho esto, Gulick reiteró que los pacientes de alto riesgo consulten con su proveedor de atención médica apenas den positivo en la prueba, antes de que desarrollen cualquier dificultad respiratoria, porque podrían tomar medicamentos para prevenir la progresión de los síntomas.

Cuando ha pasado una semana, un pequeño subgrupo de personas puede empeorar a pesar de sentir que sus síntomas están desapareciendo. Los investigadores han descubierto que esta segunda fase de la enfermedad es en cierto modo exclusiva de la COVID-19, según Chaz Langelier, experto en infecciones respiratorias de la Universidad de California en San Francisco. En la primera fase de la enfermedad, el cuerpo se enfrenta activamente a niveles elevados de virus y puede tener fiebre, un síntoma externo de que el sistema inmunitario está librando una gran batalla. Las personas que experimentan una segunda fase de COVID-19 ya no tienen virus en su cuerpo, pero su respuesta inmune ha creado un efecto dominó de inflamación en sus pulmones y el daño puede conducir a signos externos de fatiga extrema, dolor en el pecho, dificultad para respirar o puntas de los dedos o labios azules.

La segunda fase de la enfermedad se ha vuelto menos común con la variante ómicron y la subvariante BA.2, dijo Langelier. Gracias a la inmunidad de las vacunas y los refuerzos, así como a las infecciones anteriores, la mayoría de las personas son capaces de aumentar la respuesta inmune al virus sin causar estragos posteriores en el resto del organismo. Esta combinación de inmunidad previa y subvariantes más leves significa que la mayoría de las personas deberían recuperarse completamente de su infección por coronavirus en dos semanas.

Cuándo es seguro salir y estar con otras personas

Si ya no tienes síntomas o no has tenido fiebre durante 24 horas, y otros signos de tu enfermedad han ido mejorando constantemente, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dicen que puedes dejar el aislamiento después de cinco días. Sin embargo, durante otros cinco días, debes seguir usando una mascarilla cuando estés con otras personas.

La salvedad es que este consejo se basa en las variantes más antiguas del coronavirus. Y a algunos investigadores les preocupa que pueda llevar a la gente a abandonar el aislamiento demasiado pronto. Los datos de la variante ómicron original sugieren que hasta la mitad de los pacientes de COVID-19 seguirán siendo potencialmente infecciosos al quinto día.

Gordon y otros expertos recomiendan “examinar” la enfermedad para estar seguros. “Prueba a hacerte una prueba el quinto día y, si sigue siendo positiva, espera y vuelve a hacer la prueba al séptimo día”, dijo Gordon. Las pruebas caseras rápidas se corresponden bastante bien con el momento en que la carga viral es alta y con cuando eres realmente contagioso.

Cuando la prueba rápida sea negativa y cumplas los criterios de los CDC de disminución de los síntomas, puedes considerar que has superado la enfermedad, aunque sería una buena idea tomarte las cosas con calma hasta volver a tus niveles normales de actividad.



Jamileth