Internacional - Política

Trump aprueba el primer examen rumbo a las elecciones del 2022

2022-05-04

Las primarias republicanas de Ohio, no obstante, dejaron en claro la aceptación que tienen...

Por NICHOLAS RICCARDI

Las primarias de Ohio e Indiana representaron la primera prueba de la ascendencia de Donald Trump sobre el Partido Republicano. Y la pasó.

Algunas conclusiones:

LA ASCENDENCIA DE TRUMP

El candidato de Trump, JD Vance, autor del libro “Hillibilly Elegy”, superó a varios contrincantes en la contienda por la nominación republicana a una banca en el Senado en Ohio, dándole al expresidente un fuerte envión en el arranque de las primarias.

Varios candidatos se habían peleado el apoyo de Trump, imitando su estilo populista y ampuloso. Trump terminó apostando a Vance, quien dijo en el 2016 que Trump podría terminar siendo “el Hitler de Estados Unidos”, pero luego cambió y lo respaldó firmemente.

Vance sedujo a Trump criticando a los inmigrantes, expresando escepticismo en torno a la presencia militar de Estados Unidos en el exterior y cuestionando incluso el apoyo a Ucrania. Además, repite las mentiras de Trump acerca de su derrota en las elecciones del 2020.

Vance estaba detrás de sus rivales antes de que Trump le diese su apoyo. Cuando lo obtuvo, basó su campaña en ese respaldo y rebasó a sus rivales.

EL IMPACTO DE LA MENTIRA ELECTORAL

El secretario de estado de Ohio, Frank LaRose, sobrevivió sin problemas a la primaria republicana. Su rival era John Adams, quien niega que Joe Biden haya ganado las elecciones y cuestionó el sistema electoral.

Las primarias republicanas de Ohio, no obstante, dejaron en claro la aceptación que tienen las mentiras de Trump en torno a su derrota electoral en la base del partido.

Una encuesta de AP-NORC del año pasado reveló que dos tercios de los republicanos creen que la victoria de Biden no fue legítima, a pesar de que no hubo un fraude electoral generalizado y que reiteradas investigaciones, auditorías y juzgados rechazaron las denuncias de Trump.

LaRose inicialmente dijo que las elecciones del 2020 habían sido limpias, pero después cambió su libreto y adoptó las posturas de Trump, que le dio su apoyo.

Ohio no fue un estado disputado, por lo que las actitudes iniciales de LaRose no molestaron demasiado a Trump.

En Michigan, un estado peleado en el que Trump no aceptó su derrota en el 2020, el exmandatario apoyó a Kristina Karamo, quien promueve teorías conspirativas. Karamo se alzó con la nominación republicana a secretaria de estado el mes pasado.

LOS GOBERNADORES

Trump y sus partidarios populistas fijan la agenda republicana en muchos sitios, pero no en las batallas por gobernaciones.

Ohio es un buen ejemplo. Trump la emprendió contra el gobernador republicano Mike DeWine por sus rígidas políticas hacia el coronavirus, pero DeWine ganó cómodamente su primaria.

Ohio no es el único estado donde un gobernador republicano enfrenta rivales de su propio partido. En Idaho, Brad Little recaudó mucho más dinero que su rival conservadora Janice McGeachin, la vicegobernadora. En Georgia, el gobernador Brian Kemp es amplio favorito frente al candidato de Trump, David Perdue.

A DeWine lo favoreció el hecho de que la oposición se dividió entre Jin Renacci y Joe Blystone. Trump no apoyó a nadie en esta contienda.

DEMÓCRATAS: OTRA VEZ ESTABLISHMENT vs. PROGRESISMO

En Cleveland, el representante Shontel Brown le dio una paliza a la exsenadora estatal Nina Turner en otra batalla entre el establishment demócrata y el ala progresista.

Turner fue copresidente de la campaña presidencial de Bernie Sanders y ya había perdido ante Brown en una elección especial el año pasado.

La cómoda victoria de Brown representa un nuevo revés del progresismo ante alguien del establishment demócrata.

EN INDIANA, LOS FUNCIONARIOS DERROTAN A LA LIBERTAD

Contiendas legislativas en Indiana ponen de manifiesto la ventaja que tienen los titulares de cargos, incluso en medio de una ola conservadora.

Hubo dos docenas de candidatos que trataron de arrebatar cargos a figuras republicanas que apoyaron las políticas del gobernador republicano Eric Holcomb hacia el coronavirus. Los resultados fueron mixtos y varias contiendas todavía no se definieron.

En al menos 10 batallas, no obstante, los candidatos de “la libertad” se quedaron cortos, haciéndose evidente una vez más que, a pesar del giro republicano hacia la derecha, es difícil superar al titular de un cargo.



aranza