Reportajes

Así fue como una secta religiosa hizo que Google acabara demandada

2022-06-20

Muchas otras personas trabajaban en los eventos de la empresa, ocupándose de las mesas de...

Cade Metz, Daisuke Wakabayashi | The New York Times

OREGON HOUSE, California — En un pueblito ubicado en las faldas de la Sierra Nevada, una organización religiosa llamada Fellowship of Friends (Hermandad de Amigos) construyó un sofisticado complejo de 485 hectáreas y lo llenó de arte y arquitectura ornamental.

A más de 321 kilómetros de su sede en Oregon House, California, esta secta religiosa —que cree que se puede elevar la conciencia a través de las bellas artes y la cultura— también se ha afianzado dentro de una unidad de negocio de Google.

Incluso para la cultura liberal de Google, que anima a los empleados a expresar lo que piensan y a realizar sus propios proyectos, la presencia de la comunidad religiosa en una unidad de negocio resultaba inusual. Hasta 12 de sus integrantes y familiares cercanos trabajaban en el Google Developer Studio, o GDS, que produce videos para mostrar las tecnologías de la empresa, según una demanda presentada por Kevin Lloyd, de 34 años, quien trabajó como productor de videos de Google.

Muchas otras personas trabajaban en los eventos de la empresa, ocupándose de las mesas de registro, tomando fotografías, tocando música, dando masajes y sirviendo vino. Para estos eventos, Google solía comprar vino de una bodega de Oregon House que es propiedad de un miembro del grupo religioso, según la demanda.

Lloyd afirma que fue despedido el año pasado porque se quejó de la influencia de esa secta religiosa. Su demanda también menciona a Advanced Systems Group, o ASG, la empresa que lo envió como contratista para que trabajara en Google. La mayor parte del Google Developer Studio se incorporó al equipo a través de ASG como contratista, incluidos muchos miembros de la organización religiosa.

La demanda, que Lloyd presentó en agosto ante la Corte Superior de California, acusa a Google y a ASG de violar una ley laboral de California que protege a los trabajadores contra la discriminación y se encuentra en la fase de presentación de pruebas.

The New York Times confirmó muchos de los alegatos de la demanda mediante entrevistas con ocho empleados actuales y anteriores de la unidad de negocio de Google, además analizó la información disponible al público y otros documentos. Entre ellos, una lista de miembros del grupo religioso, hojas de cálculo de Google en las que se detallan los presupuestos de los eventos y fotos tomadas en los mismos.

“Tenemos políticas bien establecidas para empleados y proveedores con el fin de evitar la discriminación y los conflictos de intereses y nos las tomamos muy en serio”, dijo en un comunicado Courtenay Mencini, una vocera de Google. “Es contra la ley preguntar por las afiliaciones religiosas de quienes trabajan para nosotros o para nuestros proveedores pero, por supuesto, investigaremos a fondo estas acusaciones en busca de cualquier irregularidad o práctica de contratación inadecuada. Si encontramos pruebas de violaciones de la política, tomaremos medidas”.

Dave Van Hoy, presidente de ASG, mencionó en una declaración que su empresa creía en “los principios de apertura, inclusión e igualdad de las personas sin importar su raza, religión, identificación de género y, sobre todo, en la no discriminación”.

“Seguimos negando las acusaciones infundadas del demandante y esperamos reivindicarnos pronto en los tribunales”, añadió.

Fundada en 1970 por Robert Earl Burton, quien era maestro en el área de la bahía de San Francisco, la Hermandad de Amigos se describe como una organización “disponible para cualquier persona interesada en llevar a cabo el trabajo espiritual del despertar”. Afirma que cuenta con 1500 miembros en todo el mundo, con alrededor de 500 a 600 en su complejo de Oregon House y sus alrededores. A los miembros se les exige que donen el 10 por ciento de sus ingresos mensuales a la organización.

Burton basa sus enseñanzas en el Cuarto Camino, una filosofía desarrollada a principios del siglo XX por un filósofo armenio griego y uno de sus alumnos. Creían que mientras la mayoría de la gente se movía por la vida en un estado de “sueño despierto”, era posible alcanzar una conciencia superior. Basándose en lo que describió como visitas de encarnaciones angélicas de figuras históricas como Leonardo da Vinci, Johann Sebastian Bach y Walt Whitman, Burton enseñó que la verdadera conciencia podía alcanzarse a través de las bellas artes.

En el recinto de la organización en el norte de California, llamado Apolo, la Hermandad organizaba óperas, obras de teatro y ballets; dirigía un viñedo aclamado por la crítica y coleccionaba arte de todo el mundo, incluyendo más de 11 millones de dólares en antigüedades chinas.

“Creen que para alcanzar la iluminación, debes rodearte de las llamadas impresiones superiores, lo que Robert Burton creía que eran las mejores cosas de la vida”, dijo Jennings Brown, un periodista que hace poco produjo un pódcast sobre esa organización llamado “Revelaciones”. Burton describió la sede de la Hermandad como la semilla de una nueva civilización que surgiría tras un apocalipsis global.

Esta organización fue objeto de críticas en 1984, cuando un antiguo miembro presentó una demanda de 2,75 millones de dólares en la que afirmaba que los jóvenes que se unían a la organización “habían sido seducidos sexualmente por Burton de manera forzosa e ilegal”. En 1996, otro exintegrante de la secta presentó una demanda que acusaba a Burton de conducta sexual inapropiada con él cuando era menor de edad. Ambas demandas se resolvieron extrajudicialmente.

Ese mismo año, el grupo vendió su colección de antigüedades chinas en una subasta. En 2015, después de que su enólogo jefe dejó la organización, el viñedo dejó de producir. Greg Holman, presidente de la Hermandad, declinó hacer comentarios para este artículo.

Google Developer Studio está dirigido por Peter Lubbers, quien ha formado parte de la Hermandad de Amigos hace tiempo; aparece como miembro de la misma en un directorio de julio de 2019, obtenido por este diario. Antiguos miembros confirman que se unió a la agrupación después de mudarse a Estados Unidos desde los Países Bajos.

En Google es un director, función que suele estar por debajo de la vicepresidencia en la dirección de Google y que suele recibir una remuneración anual de entre seis y siete cifras, es decir de cientos de miles de dólares e incluso hasta un millón.

Antes, Lubbers trabajó para la empresa de personal Kelly Services. M. Catherine Jones, abogada de Lloyd, ganó una demanda similar contra Kelly Services en 2008 en representación de Lynn Noyes, quien alegaba que la empresa no la había ascendido porque no era miembro del grupo religioso. Un tribunal de California otorgó a Noyes 6,5 millones de dólares por daños y perjuicios.

Noyes dijo en una entrevista que Lubbers formaba parte de un gran contingente de miembros de la Hermandad de los Países Bajos que trabajaron para la empresa a finales de los años noventa y principios de los 2000.

En Kelly Services, Lubbers trabajó como desarrollador de software antes de pasar una temporada en Oracle, el gigante del software de Silicon Valley, según su perfil de LinkedIn, eliminado hace poco. Se unió a Google en 2012 y comenzó a trabajar en un equipo que promocionaba la tecnología de Google entre los desarrolladores de software externos. En 2014, ayudó a crear GDS, que producía videos para promocionar las herramientas para desarrolladores de Google.

Kelly Services declinó hacer comentarios sobre la demanda.

Bajo la dirección de Lubbers, el grupo incorporó a otros miembros de la Hermandad, incluido un productor de video llamado Gabe Pannell. Una foto de 2015 publicada en internet por el padre de Pannell muestra a Lubbers y a Pannell con Burton, que es conocido como “el Maestro” o “Nuestro amado maestro” dentro del grupo. En un pie de foto, también eliminado hace poco, se dice que Pannell es un “nuevo discípulo”.

Erik Johanson, un productor sénior de video que ha trabajado para Google Developer Studio desde 2015 a través de ASG, también dijo que la dirección del equipo abusó del sistema de contratación que incorporaba a los trabajadores como contratistas, lo cual coincide con lo expresado en la demanda.

“Pudieron impulsar sus propios objetivos con bastante rapidez porque podían contratar a personas con mucho menos escrutinio y un proceso de incorporación mucho menos riguroso que si estas personas se incorporaban como empleados de tiempo completo”, dijo. “Eso significa que nadie supervisaba con atención cuando se traía a toda esta gente desde las faldas de las sierras”.

Lloyd dijo que después de postularse para la vacante, se entrevistó con Pannell en dos ocasiones y que su jefe directo era Pannell cuando se unió a un equipo de producción de video de 25 personas en la zona de la bahía dentro de GDS en 2017. Pronto se dio cuenta de que casi la mitad de este equipo, incluidos Lubbers y Pannell, venían de Oregon House.

Google pagó para instalar un sistema de sonido de última generación en la casa de Oregon House de un miembro del grupo que trabajaba para el equipo como diseñador de sonido, según la demanda. Lubbers cuestionó esta afirmación en una entrevista telefónica y dijo que el equipo era viejo y que lo habrían tirado si no se hubiese instalado en esa casa.

La hija del diseñador de sonido también trabajó para el equipo como escenógrafa. Se contrataron miembros adicionales de la Hermandad, y a sus familiares, para trabajar en los eventos de Google, incluidos un fotógrafo, una masajista, la esposa de Lubbers y su hijo, que trabajaba como DJ en las fiestas de la empresa.

Con frecuencia, la compañía servía vinos de Grant Marie, una bodega en Oregon House dirigida por un miembro del grupo religioso que antes administraba el viñedo de la Hermandad, según la demanda y una persona familiarizada con el asunto, que se negó a ser identificada por temor a las represalias.

“Mis creencias religiosas personales son un asunto privado”, dijo Lubbers. “En todos los años que he trabajado en tecnología, nunca han jugado un papel en las contrataciones. Siempre he desempeñado mi función al incorporar el talento adecuado para cada situación, al incorporar a los proveedores adecuados para los trabajos”.

Lubbers dijo que ASG, y no Google, incorporaban a contratistas para el equipo de GDS y añadió que estaba bien que “animara a la gente a solicitar esos puestos”. Y agregó que en los últimos años, el equipo ha crecido hasta tener más de 250 personas, incluidos los empleados de medio tiempo.

Pannell dijo en una entrevista telefónica que el equipo incorporó a trabajadores de “un círculo de amigos y familiares de confianza con antecedentes extremadamente calificados”, incluidos graduados de la Universidad de California, Berkeley.

En 2017 y 2018, según la demanda, Pannell asistió a las grabaciones de video en estado de ebriedad y ocasionalmente le lanzaba cosas al presentador cuando no estaba contento con una actuación. Pannell dijo que no recordaba esos incidentes y que no parecían algo que él haría. También reconoció que había tenido problemas con el alcohol y había buscado ayuda.

Tras siete meses en Google, Pannell pasó a ser empleado de tiempo completo, según la demanda. Después fue ascendido a productor sénior y luego a productor ejecutivo, según su perfil de LinkedIn, que también fue eliminado.

Lloyd puso al tanto de todo esto a un directivo dentro del equipo, dijo. Pero se le dijo en varias ocasiones que dejara de insistir en el asunto porque Lubbers era una figura poderosa en Google y porque Lloyd podría perder su trabajo, según su demanda. Dijo que fue despedido en febrero de 2021 y que no le dieron ninguna razón. Google, Lubbers y Pannell dijeron que había sido despedido por problemas de desempeño.

Jones, la abogada de Lloyd, argumentó que la relación de Google con ASG permitía a los miembros de la Hermandad unirse a la empresa sin ser investigados como era debido. “Este es uno de los métodos que la Hermandad utilizó en el caso Kelly”, dijo. “Pueden pasar por la puerta sin ser sometidos al escrutinio normal”.

Lloyd reclama daños y perjuicios por despido injustificado, represalias, falta de prevención de la discriminación e imposición intencionada de angustia emocional. Pero dijo que le preocupa que, al hacer tantos negocios con sus miembros, Google aportara fondos a la Hermandad de Amigos.

“Cuando te das cuenta de esto, te haces responsable”, dijo Lloyd. “No puedes hacerte de la vista gorda”.
 



aranza