Deportes

"Tenemos los ingredientes para ganar, ojalá festejemos el domingo": Carlos Sainz

2022-07-28

"Soy optimista en el sentido de que creo que podemos luchar por la victoria este domingo y...

 

Budapest, 28 jul (EFE).- El español Carlos Sainz (Ferrari), cuarto en el Mundial de Fórmula Uno, declaró a EFE este jueves en el Hungaroring, con miras al Gran Premio de Hungría -el decimotercero del certamen-, que tiene "todos los ingredientes" para optar a su segunda victoria en la categoría reina este fin de semana y que "ojalá" pueda "festejar este domingo", pero que "todo debe encajar" para ello.

"Soy optimista en el sentido de que creo que podemos luchar por la victoria este domingo y porque espero que podamos estar al mismo nivel que tuvimos en Austria y en Francia. Hacerlo ya es otra cosa. Sabemos lo complicado que es y no hay más que mirar las cosas que han pasado en las últimas carreras. Puedes ser súper-competitivo y haberlo hecho todo muy bien, pero luego todo tiene que encajar", contestó a Efe Sainz, ganador a principios de este mes en Silverstone (Reino Unido), en el transcurso de la rueda de prensa oficial de la FIA (Federación Internacional del Automóvil) que tuvo lugar este jueves en el circuito de las afueras de Budapest.

"Y éste es el lado complejo de la Fórmula Uno. Pero la meta es hacerlo", opinó Carlos, que cuenta doce podios desde que corre en la categoría reina; diez con la 'Scuderia', de ellos seis esta temporada.

"Cada carrera me siento mejor en el coche. El ritmo de carrera fue bueno en Francia; y en Austria también lo era. Y el ritmo en la 'qualy' en Francia era bueno, sobre todo en la Q2 (segunda ronda de la calificación)", explicó el talentoso piloto madrileño este jueves en Hungría.

"Tenemos todos los ingredientes, pero ahora necesitamos unirlos todos. Y ojalá celebremos el domingo. Pero ya veremos qué pasa", apuntó a Efe el español de Ferrari este jueves en el Hungaroring, donde la noticia del día fue el anuncio de que el cuádruple campeón del mundo alemán Sebastian Vettel, ahora en Aston Martin, pero anteriormente en Ferrari, Red Bull y Toro Rosso -con la que debutó en la F1- se retira de la categoría reina cuando acabe esta temporada.

A Sebastian (Vettel) le deseo todo lo mejor en el futuro. Siempre fue un modelo a seguir", opinó Sainz, de 27 años, que es cuarto en el Mundial, con 144 puntos, 89 menos que el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), su primer compañero en la F1; junto al que debutó en Toro Rosso (ahora Alpha Tauri) en 2015. "Para mí fue un privilegio estar en el simulador en la época en la que él ganaba Mundiales", añadió el talentoso piloto madrileño acerca del alemán, que lideró el cuatrienio glorioso de Red Bull (2010-13), en el que la escudería austriaca ganó de forma seguida los Mundiales de pilotos y constructores.

"Yo me fijaba siempre mucho en él. Siempre fue muy amable y me daba buenos consejos. Le deseo todo lo mejor en un futuro y que sea muy feliz con su familia. Estoy convencido de que así será", declaró Sainz ren referencia a Vettel.

"Es un gran embajador de este deporte y del deporte en general, lo ha sido y lo será. Especialmente con los más jóvenes. Se ha llevado bien siempre con todo el mundo. Nadie habla mal de 'Seb'. Es una gran persona. Le echaremos de menos, pero esperamos verle por aquí también los próximos años, aunque no sea pilotando", manifestó el hijo del 'Matador', que reiteró su confianza en poder hacerlo bien este fin de semana, en el último Gran Premio antes del parón vacacional.

"Este fin de semana creo en nuestras posibilidades, como en todos los circuitos. Estamos siendo competitivos, aunque unas veces lo son más los Red Bull. Pero en otras ocasiones lo somos nosotros", comentó Sainz, que tras ganar en Silverstone y abandonar -con el motor en llamas- en Austria (donde hubiese sido segundo) fue quinto el pasado domingo, con una actuación sobresaliente en el Paul Ricard.

Una acatución que hubiese sido de matricula de honor sin la penalización, por cambiar motor, que lo envió al fondo de la parrilla; y si su equipo no hubiera fallado en un 'pit stop' en el que, además, fue sancionado con cinco segundos por una salida de boxes peligrosa ('unsafe release'). Al final, remontó catorce puestos para acabar quinto una carrera en la que efectuó un total de 19 adelantamientos en pista -algunos de ellos espectaculares- y que pudo haber acabado fácilmente en el podio.

"Yo voy a todas las carreras pensando en que puedo ganar. Pero no es tan fácil como la gente se piensa. Este año aún quedan diez carreras; y todo puede pasar. Quedan muchas cosas por decidir. Y en Ferrari sabemos lo que tenemos que hacer, que es ganar las carreras que quiere ganar Max (Verstappen). Obviamente, necesitamos la ayuda de Red Bull para ello: que tengan algún problema de fiabilidad y que no acaben algunas carreras", explicó.

"Pero mientras haya posibilidades, hay que seguir creyendo. Y es lo que vamos a hacer", manifestó Sainz, cuyo compañero, el monegasco Charles Leclerc, es segundo en el certamen, a 67 puntos de 'Mad Max' ya; después de haber desaprovechado una gran oportunidad el pasado domingo en Francia, donde se accidentó en la decimoctava vuelta y se retiró, por tercera vez este año, en una carrera en la que había tomado la salida desde la 'pole'.

En Hungría, Carlos quiere ganar. Pero también admite que tiene ganas de que lleguen las vacaciones. "Claro que iré a la playa, me encanta el mar. Y por supuesto que tengo ganas de estar con mi familia y con mis amigos", dijo.

"No voy a pasar las vacaciones con Max", broméo Sainz acerca de Verstappen, asimismo presente en la conferencia de prensa de la FIA. "Pero, quién sabe... a lo mejor nos encontramos en Ibiza o en Mallorca", apuntó el español de Ferrari este jueves en Hungria.



aranza