Agropecuaria

Un consumo de pesca más responsable necesita una alianza entre la ciencia, el sector y los consumidores

2021-04-20

Rodríguez ha incidido en que las poblaciones de peces bien gestionadas permiten una mayor...

 

Madrid, 20 abr (EFE).- En el camino hacia un consumo de pesca más responsable, representantes de empresas, ONG y científicos coinciden en que es un proceso que no solo depende de los consumidores, sino de toda la cadena, que ha de formar alianzas y apostar la ciencia y una mejor gestión para lograr la sostenibilidad del sector.

Así lo han defendido durante su participación este martes en el seminario virtual "La sostenibilidad de los recursos marinos ¿somos respetuosos los españoles con nuestros mares?", organizado por la conservera española Jealsa, en el que han abogado por reglas uniformes para todas las regiones, una correcta gestión basada en datos científicos y reconocer la legitimidad de las instituciones.

Los ponentes -representantes de Jealsa, el programa MSC, la ONG SFP y la Universidad de Vigo- han reconocido que existe un problema con la pesca sostenible, ya que no existen regulaciones globales que puedan certificar que todos cumplan esas normativas, pero son muchas las organizaciones del sector que luchan para alcanzar ese objetivo.

Europa y España registran un descenso en el consumo de pescado pero, en términos globales, "lo que se prevé es que siga aumentando", ha explicado la directora de la oficina de MSC en España y Portugal, Laura Rodríguez, tras reconocer que la sobrepesca "también está aumentando en el mundo".

"Los últimos datos de la FAO nos indican que un tercio de las poblaciones de peces están sobreexplotadas y, aunque la mayoría de las poblaciones evaluadas se encuentran dentro de los límites biológicos, recientemente hemos visto un informe de la FAO que nos indica que la pesca tiene un impacto neto negativo", pese a las mejoras implementadas en los últimos años, ha recalcado.

Rodríguez ha incidido en que las poblaciones de peces bien gestionadas permiten una mayor producción y ayudan en el combate a los efectos del cambio climático.

En ese sentido, España registra 72,200 toneladas de pesca sostenible y 394 barcos ya certificados, tiene 666.420 t en proceso de evaluación y 9 pesquerías rumbo a la sostenibilidad en el Mediterráneo.

Sin embargo, de acuerdo a sus datos, esta pesca supone el 9 % del total de la captura española y las 16,000 t de pescado con sello azul consumidas en el ejercicio anterior en España (un 50 % más que un año antes) suponen menos del 2 % del total nacional, "bastante por debajo", en comparación a los países vecinos.

Preguntados por el futuro del sector pesquero, la directora de sostenibilidad de Jealsa y del programa de RSC We Sea, Ángeles Claro, ha insistido en la importancia de que todos los eslabones de la cadena de valor trabajen juntos, mientras que Rodríguez ha hecho hincapié en la necesidad de una recogida de datos actualizada sobre las poblaciones de peces y el impacto en el ecosistema.

La directora para el sur de Europa de SFP, Carmen González Vallés, ha abogado en su intervención por normativas "equitativas para todos", y el investigador de la Universidad de Vigo José Cabanelas Omi ha subrayado la importancia de ver el futuro de la pesca como un objetivo con dos vertientes: la salud medioambiental y los retos poblacionales de la Humanidad.

En el foro, moderado por la periodista de Efeagro Mercedes Salas, se ha remarcado que el sector pesquero tiene un gran peso económico y social mundial, con 55 millones de puestos de trabajo directos y 200 millones indirectos -según cifras de la ONU-, por lo que han descartado una desaparición del sector como alternativa sostenible.

Los ponentes han defendido que la alternativa no es su desaparición, sino una mejor gestión y un estricto cumplimiento de las normas, que ha de ser impulsado tanto por las empresas como por las ONG y los consumidores.

En esa línea, Carmen González ha señalado que, actualmente, "el consumidor tiene información desde el punto de vista legal y el etiquetado del producto y su origen geográfico, pero sin otras garantías".

A su juicio, los consumidores son conscientes de la importancia de la sostenibilidad en el sector pero solo un 52 % está dispuesto a consumir únicamente productos que certifiquen la procedencia sostenible (como indica un estudio realizado por "We Sea").

Por ello, han defendido que las empresas ofrezcan una mayor oferta de productos con certificado de sostenibilidad, para que "no solo los pioneros sean los que tienen que pagar el precio", ha resumido Cabanelas.



aranza